lunes, 25 de mayo de 2020

¿Por qué es importante el departamento de Recursos Humanos?

El día 20 de mayo se celebró el Día Internacional de los Recursos Humanos, y no quería dejar pasar esta ocasión para explicar mi humilde opinión sobre por qué considero que este departamento es importante y aporta valor a una empresa.

El departamento de Recursos Humanos se responsabiliza, entre otros aspectos, de:

  • Asegurar el bienestar de las personas.
  • Acompañar a los/las Managers a gestionar mejor su departamento, a que actúen como coaches con los miembros de su equipo y a que sepan hacerles sentir bien mediante el feedback y otras técnicas. 
  • Velar por que el clima laboral sea sano.
  • Transmitir la cultura de la empresa y valores como la transparencia, honestidad y espíritu de equipo.
  • Hacer sentir a las personas como lo que son PERSONAS (¡no máquinas!) con sus inquietudes, miedos, motivaciones e intereses.
  • Proponer mejores condiciones laborales.
Sin embargo, a día de hoy, todavía nos encontramos con empresas o trabajamos en entornos que conciben el área de Recursos Humanos como un departamento administrativo o ejecutor: el que hace las nóminas y paga a los/las empleados/as, el que despide, el que hace entrevistas y cubre vacantes. Se simplifica a las dos o tres responsabilidades que son más conocidas.

Como no es el departamento de "ventas" en una empresa de comercialización o "tech" en una empresa tecnológica, parece que "no está relacionado directamente con el core de la empresa, así pues no es importante".

La fuga de talento es un coste considerable para la empresa. Supone el tiempo que has invertido en formar a esa persona, su periodo de adaptación al nuevo puesto sabiendo que no la has tenido al 100%, abrir un nuevo proceso de selección, formar a una persona nueva e integrar a la nueva incorporación en el equipo.

Las bajas laborales porque un/a trabajador/a está estresado/a o tiene ansiedad es un coste para la empresa y ¡cuanto más para la salud de la persona!

No preocuparse por dar feedback al equipo o por reconducir a las personas cuando obtienen resultados que no son los esperados, puede provocar que su desempeño disminuya y esto repercuta en el negocio.

No invertir en desarrollar las soft skills en los/las Managers, puede provocar que sus equipos sientan falta de liderazgo, toma de decisiones, empatía... o que se te vayan personas válidas, por ejemplo. ¿Cuántas son las personas que deciden dejar una empresa porque no se sienten cómodas con sus jefes/as?

El buen clima laboral favorece a que tus empleados/as sean embajadores de tu empresa y a que te ayuden por ejemplo, a que te recomienden fuera del entorno laboral o a que te traigan nuevo talento valioso al equipo.


Por razones como estas, es importante un área de Recursos Humanos, porque es el partner perfecto con el que trabajar para tener a las personas felices, porque, aunque no parezca tan evidente, su responsabilidad, sí que está relacionada con los costes que tiene la empresa.

El departamento de Recursos Humanos tiene que trabajar al lado de la Dirección, e imprescindible, tener el apoyo de esta.

Bajo mi punto de vista, tiene que ser concebido como el área que trabaja mano a mano con la Dirección y aporta el valor humano que los/las trabajadores/as necesitan. No es el departamento que ejecuta un despido, es el departamento que ha acompañado a evitar un despido y en caso de que se tenga que hacer, es el que facilita que dentro de lo posible, la persona implicada tenga una salida digna.

Así pues, valoremos esta área que tenemos en la empresa, convirtámosla en nuestra compañera de viaje e invirtamos en ella.

miércoles, 29 de abril de 2020

7 consideraciones a tener en cuenta si estás afectado/a por un ERTE

Desde que el Coronavirus llegó a nuestras vidas, no paramos de escuchar la palabra ERTE.

El ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), es una medida que toman las empresas para superar crisis temporales como la actual.

Si tu empresa te ha comunicado que va a hacer un ERTE o ya lo ha realizado y eres una de las personas afectadas, es recomendable que tengas en cuenta los siguientes puntos:

1) ¿Cómo me puede afectar un ERTE?

Un/a empleado/a puede estar afectado/a de dos maneras diferentes:

  • Suspensión de contrato: El/La trabajador/a deja de trabajar y por lo tanto, deja de percibir su nómina.
  • Reducción de la jornada laboral: El/La empleado/a trabaja menos horas o menos días y cobra una nómina proporcional al número de horas/días que está realizando durante el ERTE.

2) ¿Un ERTE es un despido?

Independientemente de si estás afectado/a por una suspensión de contrato o te han reducido la jornada, es importante que sepas que tú sigues vinculado a la empresa y que esta seguirá pagando tu Seguridad Social. Así pues, un ERTE no es un despido. Por este motivo, no recibes ningún tipo de indemnización.

3) ¿Qué ocurre con mis días de vacaciones?

Si estás en suspensión de contrato, no generas días de vacaciones. La empresa te descontará los días de vacaciones que hubieras generado en caso de que hubieras estado trabajando y no afectado/a por la suspensión.

En cambio, si estás en reducción de jornada, sí que sigues generando días de vacaciones y también puedes solicitarlos. Ten en cuenta que si por ejemplo, tu nueva jornada son 4 horas diarias y solicitas un día de vacaciones, ese día de vacaciones ahora solo te cubrirá las 4 horas que estás trabajando al día.

4) ¿Es posible volver a la empresa antes de que finalice el ERTE o aumentar el número de horas/días que estoy trabajando?

Sí. Si la situación de la empresa mejora, esta te puede contactar para 1) desafectarte de la suspensión de contrato o 2) si estás en reducción de jornada, aumentarte tu jornada laboral actual.

5) ¿Por qué tipo de motivos se puede presentar un ERTE?

Un ERTE se puede presentar por fuerza mayor (un ejemplo sería el hotel que ha tenido que cerrar debido a la situación actual del Coronavirus) o por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción.


Tienes que saber que si el ERTE es por fuerza mayor este tiene carácter retroactivo y su duración es la del estado de alarma.

6) ¿Cobraré el desempleo si estoy en ERTE?

Sí. En el caso de suspensión de contrato, cobrarás el 70% de la Base Reguladora durante los 180 primeros días y a partir del séptimo mes percibirás el 50%. En el caso de reducción de la jornada laboral, percibirás la prestación por desempleo por la jornada que no estás trabajando.

Debido a la situación actual, no tienes que solicitar tu prestación por desempleo, tu empresa se encargará de ello.

7) ¿Qué ocurre si mi empresa hace un ERTE pero estoy de baja de maternidad, paternidad, Incapacidad Temporal, etc.?

Cuando finalices tu situación actual, si la empresa sigue en ERTE, estarás afectado/a por la suspensión de contrato o la reducción de tu jornada laboral.


Si quieres tener más información sobre las nuevas medidas que va tomando el Gobierno relacionadas con el empleo, te recomiendo que vayas leyendo los BOEs que se van publicando.

lunes, 16 de marzo de 2020

8 tips para fortalecer la cultura de tu empresa mediante el trabajo a remoto

En una situación de alarma nacional donde muchas empresas tienen a sus empleados/as trabajando desde casa, es vital que desde el departamento de Recursos Humanos tomemos medidas para fortalecer el vínculo que une a las personas, potenciar el ambiente colaborativo y mantener un buen clima laboral. ¿Cómo? En mi post de hoy voy a proporcionar algunos consejos que ¡espero os sea útiles!

1) Recibir un ¡buenos días! puede sacar una sonrisa.

¿A qué cuando llegas a la oficina das los buenos días a tus compañeros/as? ¡No perdamos esa costumbre aunque estemos trabajando desde casa!

Es un detalle que ayuda a que la gente se sienta más cerca de los demás.

2) Crea un inicio de día diferente.

¿Qué tal empezar el día en tu empresa con un acertijo, una frase inspiradora, un meme o una noticia de interés? Crea una iniciativa que despierte el interés de los demás y que al conectarse al ordenador, ¡lo esperen!

3) La comunicación tiene que fluir y ahora ¡más que nunca!

Factores como no ver a nuestro equipo cada día o la incertidumbre que está generando la situación actual en las empresas y especialmente en algunos sectores, entre otros, provocan que la comunicación se pierda y no fluya tan adecuadamente como funcionaría estando en la oficina.

Para ello, es recomendable que semanalmente hagáis reuniones donde ponéis al día a los/las trabajadores/as de las últimas novedades.

Por otro lado, fomentad que la gente en herramientas como Slack indiquen su estado (comiendo, no disponible, en una call, etc.) y lo tengan actualizado. Esto ayudará a que la persona que envía un mensaje, pueda hacerse una idea sobre si recibirá una respuesta de forma inmediata o no por parte del receptor.

4) Crea canales o grupos informales.

Crea medios de comunicación que permitan a tus colaboradores/as compartir información de todo tipo (series, películas, canales de Youtube, noticias, juegos, etc.). Seguramente de las sugerencias que se hagan, puedan descubrir su serie o libro favorito.

Si hay varias personas interesadas en un mismo tema (por ejemplo: seguidores de una misma serie), fomenta a que se creen canales para que puedan comentarla.


5) Prepara un concurso online.

Puede ser para poner a prueba cuánto tus empleados/as saben de la empresa, cuánto se conocen entre ellos/ellas, cuánto saben de un sector en concreto, etc. En mi empresa actual hicimos dos actividades de este tipo que se podrían adaptar a la modalidad online. La primera consistió en hacer un concurso en el que se preguntaban por aspectos que los empleados/as habían compartido en la empresa cuando se presentaron el primer día a los demás (hobbies, viaje favorito, comida preferida, etc.). La segunda, consistió en presentar a los trabajadores/as fotos de ellos/as cuando eran pequeños/as y tenían que adivinar a qué persona pertenecía cada fotografía.

6) Tómate una caña, celebra el cumpleaños de tu compañero y échate unas risas en formato online.

Herramientas como Whatssap, Skype o Hangout nos ayudan a seguir manteniendo costumbres como el viernes por la tarde ir a tomar una caña con los demás, a cantarle el cumpleaños feliz a tu compañera de mesa y a pasar un buen rato.

7) Transmite que tú sigues estando cerca de ellos/as.

Ahora que no te ven en la oficina, quizás le pueda dar a tu equipo más reparo contactarte por algún problema que tengan en el trabajo o conflicto con otra persona, por ejemplo. Transmite que, aunque no te vean, tú sigues estando disponible y te pueden contactar para lo que necesiten.


8) Da pautas sobre cómo gestionar a nivel emocional la situación actual.

La coyuntura actual puede despertar preocupación, inquietud o malestar a algunas personas de tu plantilla. Por ello, es positivo que compartas con los demás pautas para sobrellevar la situación y disminuir la ansiedad que puedan tener. Si eres de la rama de Psicología o del Coaching podrías animarte a hacer un breve training.


Estamos viviendo una actualidad en la que como profesionales de Recursos Humanos podemos contribuir a que nuestros empleados/as la gestionen mejor y se sientan unidos más que nunca.