miércoles, 3 de enero de 2018

Jugando con las expectativas en los demás

Hace unos años en una entrevista de trabajo cuando me preguntaron cuáles eran mis objetivos expliqué que uno de ellos era mejorar mi nivel de inglés. Una vez contratada, a las dos semanas de estar en mi nuevo proyecto, mi jefe me propuso que ya que en la entrevista dije que quería mejorar mi nivel de inglés qué me parecía como ejercicio traducir la página web de la empresa a dicho idioma. Con la idea de que muchos de nosotros tenemos de en un nuevo trabajo querer agradar y de que tu jefe vea que realmente estás motivado acepté el reto y cómo hacer esa tarea consideré que era bastante incompatible con mi jornada laboral decidí hacerla en mis horas fuera de trabajo. Me esmeré en presentar en pocos días y con buena calidad todo acabado y mi sorpresa fue que cuando lo enseñé a mi jefe su respuesta fue "vale, envíamelo por correo electrónico".

¿Dónde quedó ese "gracias", esa palmadita en la espalda o ese comentario de "muy bien Laura" que yo esperaba? Aquel día me fui a la cama con un gran aprendizaje; mis expectativas en la otra persona eran diferentes.

La forma como responde otra persona puede estar muy alejada de lo que tú esperabas



Es más, tampoco esperes o pienses que los demás gestionarán las situaciones tal cual tú lo harías. A veces proyectamos en los demás nuestra forma de ser, nuestros gustos y decimos "es que yo no lo hubiera hecho así", "no entiendo por qué se ha molestado tanto". Esto me recuerda un día de Reyes en el que mi pareja con toda su ilusión me regaló un Chromecast, un dispositivo para visualizar contenido de internet en la televisión. Él, como buen ingeniero informático, pensaría que sería el regalo perfecto para mí. Cuando lo vi, mi cara fue de circunstancia y pensé "¿me está regalando un cable"?, "¿con la cantidad de cosas que me gustan por qué me ha regalado esto?" y "yo en su caso no se me hubiera pasado por la cabeza". Él no entendía mi desilusión, cómo tenía tan poco esmero en ese regalo y yo no entendía los motivos que le impulsaron a comprarme eso. Por lo que...

No esperes que los demás actúen, sientan o piensen como tú

Cada persona es un mundo, somos diferentes entre nosotros. Esperamos una respuesta en los demás que no llega, nos frustramos e incluso a veces nos enfadamos, por lo que ahí va mi tercer aprendizaje...

Ajusta tu energía a la persona que tienes delante

¿Os ha pasado alguna vez que os habéis involucrado mucho con otra persona y cuando esperas que responda no hace nada o no cumple al nivel que esperabas? Los que trabajamos con personas bien lo sabemos. Te empeñas, procuras ayudar y no hay una respuesta bidireccional a veces. Este es mi tercer aprendizaje que me he llevado a lo largo de mi experiencia. Invierte la energía necesaria con el otro; si te sobrepasas responsabilízate de cómo te puede sentar.

Y un cuarto aprendizaje...

Tus expectativas pueden influir en los demás

En este punto, os recuerdo mi post Si creo que saldrá mal, saldrá mal en el que os expliqué un caso muy concreto de expectativas basado en el experimento realizado por Rosenthal y Jacobson. El estudio consistió en administrar test de inteligencia a los alumnos y hacer creer a maestros de escuela qué alumnos habían obtenido mejor nota. El resultado fue que los profesores acabaron estimulando más a los alumnos que creyeron que eran más inteligentes y por consecuente su desarrollo intelectual fue mayor.


Una expectativa es aquello que nuestra mente ha creado acerca de un suceso que ocurrirá en el futuro, acerca de cómo creemos que responderá otra persona o cómo será una situación. Es una anticipación y cuánto más alejada de la realidad esté es más probable que nos sintamos más frustrados cuando veamos que no se cumpla. Y en tu caso, ¿cómo están tus expectativas en los demás?

4 comentarios :

  1. Gran artículo Laura! Muchas felicidades :)

    ResponderEliminar
  2. Muy buen artículo! Va bien de vez en cuando recordar el tema de las expectativas para no frustrarnos ni implicar más energía de la necesaria. Así que gracias por el recordatorio y enhorabuena por el artículo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Janira por tu comentario y buen feedback del post! Un abrazo ;)

      Eliminar