lunes, 11 de diciembre de 2017

Lo que no te pueden preguntar en una entrevista

¿Alguna vez has asistido a una entrevista de trabajo y has sentido que te han preguntado por aspectos personales que nada tienen que ver con tu capacidad para desempeñar el puesto satisfactoriamente? Si la respuesta es sí, te confieso que yo también lo he vivido. En mi experiencia como candidata me han preguntado por temas tan inoportunos como cuánto tiempo llevaba con mi pareja, si tenía hijos, si tenía intención de tenerlos e incluso si en el caso de que los tuviera tenía pensado cogerme una excedencia. Alucinante, ¿verdad? Pues muy a mi pesar, este tipo de cuestiones para algunas empresas suponen un punto crítico sobre si contratar a esa persona o no.

¿Por qué? Porque a estas alturas para algunas compañías supone una ventaja o inconveniente que tengas familia a cargo, determinadas creencias religiosas, etc. Para una entidad puede ser positivo que una persona tenga hijos ya que deduce que querrá estabilidad laboral y para otra puede ser negativo ya que quiere que ese profesional viaje o haga horas extras y piensan que si tiene familia se negará a hacerlo.

Para tu conocimiento no está permitido que una empresa te pregunte por temas personales relacionados con tu estado civil, orientación sexual, religión e ideas políticas, entre otros aspectos. No lo digo yo, lo dice el artículo 4, punto 2 C del Estatuto de los trabajadores:

"Los trabajadores tienen como derechos básicos, con el contenido y alcance que para
cada uno de los mismos disponga su específica normativa, los de [...]:

2 c) A no ser discriminados directa o indirectamente para el empleo, o una vez empleados, por razones de sexo, estado civil, edad dentro de los límites marcados por esta ley, origen racial o étnico, condición social, religión o convicciones, ideas políticas, orientación sexual, afiliación o no a un sindicato, así como por razón de lengua, dentro del Estado español.
Tampoco podrán ser discriminados por razón de discapacidad, siempre que se hallasen en condiciones de aptitud para desempeñar el trabajo o empleo de que se trate."

Además del artículo 14 de la Constitución y cito textualmente:

"Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social."


¿Qué opciones tengo si estoy en una entrevista y me preguntan por estos temas?

1) Contestar: Dada la situación para algunas personas se hace difícil negarse a responder a este tipo de preguntas. Así que si decides contestar, hazlo de una forma espontánea. No te sientas en la obligación de dar más información por la que te preguntan ni a justificarte.

2) Negarte a contestar: Tienes todo el derecho a decir que no quieres contestar debido a la escasa relación que tiene esa pregunta con el puesto de trabajo. Si lo vas a hacer, hazlo desde el respeto y con confianza. En muchas ocasiones, los entrevistadores se ven obligados a hacer este tipo de prácticas porque la empresa contratante le interesa o no que la persona seleccionada cumpla determinados requisitos personales. Por lo que es posible que si te niegas, te comprendan.

En cualquiera de las dos situaciones, toma nota de lo que te han preguntado porque puede resultar muy determinante y significativo de la cultura empresarial. ¿Os acordáis al principio del post la empresa que me preguntó si tenía intención de tener hijos? Una vez contratada me encontré con una compañía que les suponía un problema tener a mujeres embarazadas. Con esto no quiero decir que os tenga que pasar lo mismo, pero sí está bien que tengáis en cuenta si aparecen preguntas de carácter discriminatorio en la entrevista.

0 comentarios :

Publicar un comentario