viernes, 29 de diciembre de 2017

¿Qué son los logros profesionales?

Si tienes un perfil técnico, mando intermedio o directivo y además estás buscando trabajo este post está hecho para ti. La realidad es que este tipo de profesionales están destinados a que se les hagan entrevistas por competencias y en estas se haga especial énfasis en los logros profesionales que ha conseguido el entrevistado.

Recordemos que las competencias son las habilidades que posee una persona. Habilidades como son la visión estratégica, iniciativa, liderazgo, toma de decisiones, trabajo en equipo, orientación al logro o autonomía, por ejemplo.

Y es que la diferencia entre unos candidatos y otros radica en cómo somos, en nuestras virtudes y lo que hemos logrado por nuestros propios méritos. Por ello, cuando estamos en una entrevista tenemos que ser capaces de saber transmitir todo nuestro potencial, y esto se transmite explicando, en buena parte, nuestros logros profesionales.

¿Qué es un logro profesional?

¿Recuerdas alguna situación en el trabajo de la que sientas especial orgullo? ¿Un aumento del porcentaje de ventas de un 10%?, ¿haber atendido a un cliente enfadado y que se haya ido con una sonrisa? o ¿haber hecho una propuesta que fue significativa? 

Un logro es aquello que has conseguido que puede ser cuantitativo (p.e: aumento de la cartera de clientes) o cualitativo (p.e: mejora del clima laboral).

Cualquier puesto de trabajo tiene logros; desde la persona que trabaja como operaria que en lugar de hacer 80 piezas al día hace 100, hasta el mando intermedio que consiguió un ahorro presupuestario sin afectar a la producción y calidad del trabajo.

Tengo identificados mis logros, ¿cómo los explico en una entrevista?

Primero de todo, coge bolígrafo y papel porque para saber explicar un logro antes tendrás que saber desarrollarlo. Coge ese logro que te ha venido a la cabeza y desarrolla:
  • ¿Cuál era el objetivo?
  • ¿En qué contexto me encontraba?
  • ¿Qué acciones llevé a cabo?
  • ¿Qué dificultades me encontré?
  • ¿Cómo solventé estas dificultades?
  • ¿Qué resultados se obtuvieron?
  • ¿Qué competencias desarrollé?
Veamos un ejemplo. Os voy a desarrollar un logro profesional mío de hace años del que me sentí especialmente orgullosa :). Fue cuando empecé a trabajar en selección de personal en una consultoría.

Objetivo: Planificar y cubrir un proceso de selección de Customer Service para trabajar en Maastricht.

Contexto: Se trataba de un cliente potencial que podía permitir la entrada de nuevos procesos de selección. El proceso lo llevaba a cabo desde Barcelona aunque la compañera de selección de la oficina de Madrid me ayudó en la realización de las entrevistas y dinámicas grupales de los candidatos que postulaban en Madrid y alrededores. Además, en ese momento mi contrato estaba a punto de finalizar.

Acciones:
- Publicación del anuncio.
- Realización de toda la criba curricular de forma exhaustiva en la que se enfatizaba el interés de los postulantes en irse a trabajar al extranjero.
- Realización de entrevistas personales y dinámicas de grupo.
- Coordinación con la técnica de selección de Madrid, citación de aspirantes y realización de reuniones telefónicas para saber el resultado de las entrevistas y dinámicas.
- Presentación de informes.
- Coordinación de las entrevistas con la empresa.

Principales dificultades y cómo se afrontaron:
- El proceso llegó a mis manos un mes tarde y la incorporación era bastante inmediata, por lo que tuve que cambiar la prioridad de mis tareas en mi trabajo.
- Todos los candidatos finalistas, excepto uno, se autodescartaron a una semana de que la responsable de recursos humanos de la empresa viniera a España a conocer a los postulantes. En ese momento trabajaba a media jornada y era difícil asumir esa dificultad con mi horario, por lo que durante unos días estuve asistiendo a jornada completa sin ir a la facultad.
- Hubieron discrepancias entre la adecuación o no al puesto entre la técnica de Madrid y yo sobre algunos aspirantes y tuvimos que llegar a un acuerdo.
- La dirección que me facilitaron para hacer las entrevistas de los finalistas con la responsable de recursos humanos era errónea y me lo dijeron el mismo día que iban a ser entrevistados; así que les tuve que informar de la nueva dirección a riesgo de perder aspirantes por el camino.

Resultados: Contrataron a 4 personas de las 5 presentadas. Además la gestión de este proceso influyó en mi renovación de contrato. También me regalaron un día de fiesta.

Competencias que desarrollé: Principalmente la orientación al resultado, tolerancia a la presión y organización.

Tengo el logro detectado y lo he escrito, ¿cuándo lo expongo?

Lo puedes incluir en tu currículum y en la carta de presentación, evidentemente no todo el desarrollo pero sí un breve resumen de 1 o 2 líneas. En tu currículum por tus últimas experiencias laborales podrías incluir aquellos 2 o 3 logros más representativos.

En la entrevista aprovecha para explicarlos cuando te pregunten de qué estás satisfecho de tu experiencia, qué conseguiste o simplemente cuando te pregunten por un logro profesional.


Tus logros te harán diferenciar del resto de candidatos. ¡Ponlos en valor!

jueves, 21 de diciembre de 2017

lunes, 18 de diciembre de 2017

4 claves para ganarte al entrevistador

Hola amig@s,

En mi nueva colaboración con Interconexiona explico algunos aspectos a tener en cuenta cuando tenemos que afrontar una entrevista de trabajo.

http://interconexiona.com/4-claves-ganarte-al-entrevistador/


¡Deseo que os guste!

lunes, 11 de diciembre de 2017

Lo que no te pueden preguntar en una entrevista

¿Alguna vez has asistido a una entrevista de trabajo y has sentido que te han preguntado por aspectos personales que nada tienen que ver con tu capacidad para desempeñar el puesto satisfactoriamente? Si la respuesta es sí, te confieso que yo también lo he vivido. En mi experiencia como candidata me han preguntado por temas tan inoportunos como cuánto tiempo llevaba con mi pareja, si tenía hijos, si tenía intención de tenerlos e incluso si en el caso de que los tuviera tenía pensado cogerme una excedencia. Alucinante, ¿verdad? Pues muy a mi pesar, este tipo de cuestiones para algunas empresas suponen un punto crítico sobre si contratar a esa persona o no.

¿Por qué? Porque a estas alturas para algunas compañías supone una ventaja o inconveniente que tengas familia a cargo, determinadas creencias religiosas, etc. Para una entidad puede ser positivo que una persona tenga hijos ya que deduce que querrá estabilidad laboral y para otra puede ser negativo ya que quiere que ese profesional viaje o haga horas extras y piensan que si tiene familia se negará a hacerlo.

Para tu conocimiento no está permitido que una empresa te pregunte por temas personales relacionados con tu estado civil, orientación sexual, religión e ideas políticas, entre otros aspectos. No lo digo yo, lo dice el artículo 4, punto 2 C del Estatuto de los trabajadores:

"Los trabajadores tienen como derechos básicos, con el contenido y alcance que para
cada uno de los mismos disponga su específica normativa, los de [...]:

2 c) A no ser discriminados directa o indirectamente para el empleo, o una vez empleados, por razones de sexo, estado civil, edad dentro de los límites marcados por esta ley, origen racial o étnico, condición social, religión o convicciones, ideas políticas, orientación sexual, afiliación o no a un sindicato, así como por razón de lengua, dentro del Estado español.
Tampoco podrán ser discriminados por razón de discapacidad, siempre que se hallasen en condiciones de aptitud para desempeñar el trabajo o empleo de que se trate."

Además del artículo 14 de la Constitución y cito textualmente:

"Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social."


¿Qué opciones tengo si estoy en una entrevista y me preguntan por estos temas?

1) Contestar: Dada la situación para algunas personas se hace difícil negarse a responder a este tipo de preguntas. Así que si decides contestar, hazlo de una forma espontánea. No te sientas en la obligación de dar más información por la que te preguntan ni a justificarte.

2) Negarte a contestar: Tienes todo el derecho a decir que no quieres contestar debido a la escasa relación que tiene esa pregunta con el puesto de trabajo. Si lo vas a hacer, hazlo desde el respeto y con confianza. En muchas ocasiones, los entrevistadores se ven obligados a hacer este tipo de prácticas porque la empresa contratante le interesa o no que la persona seleccionada cumpla determinados requisitos personales. Por lo que es posible que si te niegas, te comprendan.

En cualquiera de las dos situaciones, toma nota de lo que te han preguntado porque puede resultar muy determinante y significativo de la cultura empresarial. ¿Os acordáis al principio del post la empresa que me preguntó si tenía intención de tener hijos? Una vez contratada me encontré con una compañía que les suponía un problema tener a mujeres embarazadas. Con esto no quiero decir que os tenga que pasar lo mismo, pero sí está bien que tengáis en cuenta si aparecen preguntas de carácter discriminatorio en la entrevista.