jueves, 30 de noviembre de 2017

Los 6 deberes de los entrevistadores

Si trabajas en el ámbito de la selección de personal seguramente en tu día a día tratas con personas y conoces a una gran variedad de profesionales. Por contra, si buscas trabajo y has realizado entrevistas en varias empresas, es posible que hayas vivido situaciones que no te han acabado de agradar.

Por todo ello, puesto que yo me me he sentido identificada en ambos roles mi post de hoy lo quiero dedicar a expresar aquellos aspectos que son, bajo mi punto de vista, imprescindibles que un técnico de selección se prepare. Todos ellos son carencias que he visto en mi experiencia como candidata o me las han explicado personas a las que he hecho orientación laboral.

1. Conocer al detalle las características de la posición y de la empresa: Cuando gestionamos un proceso de selección es vital disponer de la descripción del puesto, estar empapado sobre cómo es la empresa, conocer su cultura empresarial, cómo se estructura el departamento para el que buscamos a ese candidato, cómo es el jefe o jefa que tendrá, el día a día del trabajo y las condiciones (jornada, salario y tipo de contrato).  

2. Tener claro el perfil del candidato: Un error común es leer el currículum de los aspirantes a los que se va a conocer en diagonal. Por lo que el día de la entrevista se acaba preguntando por aspectos que ya figuran en el currículum y el candidato tiene la sensación de que el profesional no ha prestado atención al contenido de su hoja curricular.

Recuerdo perfectamente una entrevista para una posición de orientadora laboral en la que la primera pregunta que me hicieron fue "dime cuándo has trabajado como orientadora, porque en tu currículum no figura" y tener que indicarle a la entrevistadora la experiencia de 3 años que disponía y que además estaba resaltada en el currículum. Por supuesto, la impresión que me llevé fue bastante negativa de un buen inicio.


3. Asegurarnos de causar una buena impresión: Esto incluye no hacer esperar demasiado tiempo. Conozco postulantes que han llegado a esperar hasta una hora. Consideremos que esa persona viene con ganas de obtener el trabajo, se ha esmerado en enviarnos su candidatura y ha procurado llegar puntual. Si prevemos que nos vamos a retrasar recomiendo tener el detalle de saludar al candidato, presentarnos, explicarle que por X motivos le vamos a tener que atender en un margen de X minutos y que si quiere para que no esté esperando en nuestras oficinas puede salir a tomarse un café o lo que quiera.

Otro aspecto a considerar es tener reservada la sala dónde harás la entrevista. Da mala imagen pasear al aspirante por diferentes salas en búsqueda de la que esté libre y que al final os tengan que sacar porque ya estaba reservada.

4. Crear un buen rapport: Tenemos que procurar crear un clima de confianza, intentando hablar de temas ajenos a la entrevista (por ejemplo preguntar si ha llegado bien, si se ha encontrado tráfico, ofrecer un café o vaso de agua), sonreír y procurar ser cercanos que no quiere decir comportarnos como si fuéramos un amigo.

5. Hacer las preguntas adecuadas: No entremos en el terreno personal; preguntar si está casado, si tiene hijos o si tiene intención de tenerlos es indiscreto, además de ilegal.

6. Dar feedback: Informar siempre al candidato del estado del proceso y de cómo ha avanzado su candidatura.

Recuerda que cuando te citas a alguien, la otra parte lo puede vivir con gran entusiasmo e ilusión por lo que siempre como profesionales que trabajamos con y para personas es nuestra obligación proporcionar un trato profesional, cordial y respetuoso a los demás.

2 comentarios :

  1. me
    parecen muy importantes los puntos descritos !! sea cual sea el puesto a elegir, brindarle la importancia que merece CADA candidato es vital para mejorar día con día la percepcion de RRHH !!

    ResponderEliminar