lunes, 10 de abril de 2017

8 prácticas para conciliar vida laboral y personal

Tener tiempo para atender a todas las demandas a las que tenemos que hacer frente en nuestro día a día se convierte en un juego de malabares para algunos trabajadores. Hacerse cargo del cuidado de los niños, realizar las tareas domésticas, visitar a la familia, asistir a la escuela de idiomas, llevar a cabo los recados que surgen en la dinámica de la semana, poder realizar nuestros hobbies... son muchas las actividades que cuando cerramos nuestro ordenador en la oficina nos están esperando.

No obstante, las empresas y especialmente el departamento de recursos humanos tiene en su poder la posibilidad de hacer la vida de los empleados más fácil a través de la puesta en marcha de algunas prácticas que facilitan conseguir un equilibrio más idóneo entre la vida personal y laboral. En mi post de hoy, veremos algunas de ellas:

1. Flexibilidad horaria: Tener la posibilidad de entrar y salir más temprano o más tarde en función de nuestras obligaciones personales facilita en gran medida que los profesionales atiendan a temas como por ejemplo llevar e ir a buscar a los niños al colegio, ir al gimnasio, llegar a casa más pronto y hacer las tareas pendientes antes de la hora de cenar, etc.

Otro tema a contemplar en referencia a los horarios es la jornada intensiva, una práctica común en algunas empresas especialmente en periodos como verano o Navidad.

Bien es cierto, que la flexibilidad horaria a día de hoy no está al alcance de todas las personas, pues recordemos los profesionales que se dedican al comercio o están de cara al público como el caso de un recepcionista.

2. Trabajar desde casa: El teletrabajo es uno de los mejores beneficios sobre todo para aquellos perfiles que no tienen por qué estar necesariamente las 8 horas físicamente en la oficina. Además, las nuevas tecnologías permiten que hoy en día podamos hacer reuniones on-line. Es una práctica que no le cuesta a la empresa y que ayuda al trabajador a organizarse mejor su vida.


El teletrabajo apoya un modelo organizativo con el que me siento totalmente identificada que es preocuparse porque los objetivos y el trabajo que tenga que hacer el empleado se realice, y se deje de prestar tanta atención a que el profesional fiche y tenga que estar obligatoriamente en su silla.

3. Banco de horas: ¿Quién no ha realizado horas extras en periodos de alto volumen de trabajo o se ha quedado hasta las tantas para acabar un informe urgente? El banco de horas tiene como principal objetivo que las horas acumuladas sean intercambiadas por días de vacaciones o realizar en un día laboral menos horas.

4. Persona de los "recados": Llevar un pantalón al modista, ir a la farmacia, hacer la compra on-line, pedir hora al médico o acercarse a la ferretería son ejemplos de obligaciones que tenemos fuera de nuestra jornada laboral que nos ocupan horas. Disponer en la empresa de una persona que atienda a este tipo de demandas ahorraría tiempo a los empleados.

5. Jardín de infancia en la oficina: ¿No sería fantástico poder dejar el cuidado de tu hijo/a mientras trabajas en tu misma empresa o muy cerca? Una práctica muy pionera en algunas compañías como Mercadona o Banco Santander, ofrece a los empleados un servicio de guardería que atiende a sus niños durante la jornada laboral de los padres. Esta iniciativa además de facilitar la conciliación vida laboral y personal, aumenta la motivación de los empleados y reduce el absentismo.

6. Baja de maternidad o paternidad más larga: Tener un bebé es una experiencia única en la vida ¡qué buena noticia sería disfrutar de este momento más tiempo de lo que estipula la ley actualmente! Lamentablemente España sigue estando en la cola como uno de los países que ofrecen un periodo de baja más bien corto en comparación a países europeos como Suecia o Noruega que ofrecen 480 o 392 días respectivamente. Por lo tanto, una práctica a promover por las empresas podría ser facilitar un periodo de baja más extenso.


7. Cuidado personal en tu empresa: ¿No sería fantástico disponer de un fisioterapeuta en tu empresa o que el gimnasio que está al lado de la oficina te cueste muy poco? ¿y qué me dices de tener la posibilidad de hacer clases de yoga antes de empezar tu jornada o de disponer de un servicio de peluquería? Compañías con políticas muy avanzadas de Recursos Humanos como Social Point proporcionan este tipo de facilidades.

8. Formación en horas de trabajo: Salir del trabajo, ir a clase de inglés en la academia y llegar a casa tarde se puede convertir en una obligación pesada para el trabajador. En este sentido, muchas compañías ya ofrecen a los trabajadores clases de idiomas o en temas vinculados a su puesto de trabajo dentro de la jornada laboral y además a coste cero.


Fomentar medidas para favorecer un mejor equilibrio entre la vida personal y laboral del trabajador ayudará a que se sientan más motivados, a que se sientan con más autonomía para poder organizarse su vida y a que sean más productivos.

2 comentarios :

  1. Me ha encantado el post porque actualmente he tenido algunos problemas con las horas como bien mencionas, muy útil

    ResponderEliminar