viernes, 29 de diciembre de 2017

¿Qué son los logros profesionales?

Si tienes un perfil técnico, mando intermedio o directivo y además estás buscando trabajo este post está hecho para ti. La realidad es que este tipo de profesionales están destinados a que se les hagan entrevistas por competencias y en estas se haga especial énfasis en los logros profesionales que ha conseguido el entrevistado.

Recordemos que las competencias son las habilidades que posee una persona. Habilidades como son la visión estratégica, iniciativa, liderazgo, toma de decisiones, trabajo en equipo, orientación al logro o autonomía, por ejemplo.

Y es que la diferencia entre unos candidatos y otros radica en cómo somos, en nuestras virtudes y lo que hemos logrado por nuestros propios méritos. Por ello, cuando estamos en una entrevista tenemos que ser capaces de saber transmitir todo nuestro potencial, y esto se transmite explicando, en buena parte, nuestros logros profesionales.

¿Qué es un logro profesional?

¿Recuerdas alguna situación en el trabajo de la que sientas especial orgullo? ¿Un aumento del porcentaje de ventas de un 10%?, ¿haber atendido a un cliente enfadado y que se haya ido con una sonrisa? o ¿haber hecho una propuesta que fue significativa? 

Un logro es aquello que has conseguido que puede ser cuantitativo (p.e: aumento de la cartera de clientes) o cualitativo (p.e: mejora del clima laboral).

Cualquier puesto de trabajo tiene logros; desde la persona que trabaja como operaria que en lugar de hacer 80 piezas al día hace 100, hasta el mando intermedio que consiguió un ahorro presupuestario sin afectar a la producción y calidad del trabajo.

Tengo identificados mis logros, ¿cómo los explico en una entrevista?

Primero de todo, coge bolígrafo y papel porque para saber explicar un logro antes tendrás que saber desarrollarlo. Coge ese logro que te ha venido a la cabeza y desarrolla:
  • ¿Cuál era el objetivo?
  • ¿En qué contexto me encontraba?
  • ¿Qué acciones llevé a cabo?
  • ¿Qué dificultades me encontré?
  • ¿Cómo solventé estas dificultades?
  • ¿Qué resultados se obtuvieron?
  • ¿Qué competencias desarrollé?
Veamos un ejemplo. Os voy a desarrollar un logro profesional mío de hace años del que me sentí especialmente orgullosa :). Fue cuando empecé a trabajar en selección de personal en una consultoría.

Objetivo: Planificar y cubrir un proceso de selección de Customer Service para trabajar en Maastricht.

Contexto: Se trataba de un cliente potencial que podía permitir la entrada de nuevos procesos de selección. El proceso lo llevaba a cabo desde Barcelona aunque la compañera de selección de la oficina de Madrid me ayudó en la realización de las entrevistas y dinámicas grupales de los candidatos que postulaban en Madrid y alrededores. Además, en ese momento mi contrato estaba a punto de finalizar.

Acciones:
- Publicación del anuncio.
- Realización de toda la criba curricular de forma exhaustiva en la que se enfatizaba el interés de los postulantes en irse a trabajar al extranjero.
- Realización de entrevistas personales y dinámicas de grupo.
- Coordinación con la técnica de selección de Madrid, citación de aspirantes y realización de reuniones telefónicas para saber el resultado de las entrevistas y dinámicas.
- Presentación de informes.
- Coordinación de las entrevistas con la empresa.

Principales dificultades y cómo se afrontaron:
- El proceso llegó a mis manos un mes tarde y la incorporación era bastante inmediata, por lo que tuve que cambiar la prioridad de mis tareas en mi trabajo.
- Todos los candidatos finalistas, excepto uno, se autodescartaron a una semana de que la responsable de recursos humanos de la empresa viniera a España a conocer a los postulantes. En ese momento trabajaba a media jornada y era difícil asumir esa dificultad con mi horario, por lo que durante unos días estuve asistiendo a jornada completa sin ir a la facultad.
- Hubieron discrepancias entre la adecuación o no al puesto entre la técnica de Madrid y yo sobre algunos aspirantes y tuvimos que llegar a un acuerdo.
- La dirección que me facilitaron para hacer las entrevistas de los finalistas con la responsable de recursos humanos era errónea y me lo dijeron el mismo día que iban a ser entrevistados; así que les tuve que informar de la nueva dirección a riesgo de perder aspirantes por el camino.

Resultados: Contrataron a 4 personas de las 5 presentadas. Además la gestión de este proceso influyó en mi renovación de contrato. También me regalaron un día de fiesta.

Competencias que desarrollé: Principalmente la orientación al resultado, tolerancia a la presión y organización.

Tengo el logro detectado y lo he escrito, ¿cuándo lo expongo?

Lo puedes incluir en tu currículum y en la carta de presentación, evidentemente no todo el desarrollo pero sí un breve resumen de 1 o 2 líneas. En tu currículum por tus últimas experiencias laborales podrías incluir aquellos 2 o 3 logros más representativos.

En la entrevista aprovecha para explicarlos cuando te pregunten de qué estás satisfecho de tu experiencia, qué conseguiste o simplemente cuando te pregunten por un logro profesional.


Tus logros te harán diferenciar del resto de candidatos. ¡Ponlos en valor!

jueves, 21 de diciembre de 2017

lunes, 18 de diciembre de 2017

4 claves para ganarte al entrevistador

Hola amig@s,

En mi nueva colaboración con Interconexiona explico algunos aspectos a tener en cuenta cuando tenemos que afrontar una entrevista de trabajo.

http://interconexiona.com/4-claves-ganarte-al-entrevistador/


¡Deseo que os guste!

lunes, 11 de diciembre de 2017

Lo que no te pueden preguntar en una entrevista

¿Alguna vez has asistido a una entrevista de trabajo y has sentido que te han preguntado por aspectos personales que nada tienen que ver con tu capacidad para desempeñar el puesto satisfactoriamente? Si la respuesta es sí, te confieso que yo también lo he vivido. En mi experiencia como candidata me han preguntado por temas tan inoportunos como cuánto tiempo llevaba con mi pareja, si tenía hijos, si tenía intención de tenerlos e incluso si en el caso de que los tuviera tenía pensado cogerme una excedencia. Alucinante, ¿verdad? Pues muy a mi pesar, este tipo de cuestiones para algunas empresas suponen un punto crítico sobre si contratar a esa persona o no.

¿Por qué? Porque a estas alturas para algunas compañías supone una ventaja o inconveniente que tengas familia a cargo, determinadas creencias religiosas, etc. Para una entidad puede ser positivo que una persona tenga hijos ya que deduce que querrá estabilidad laboral y para otra puede ser negativo ya que quiere que ese profesional viaje o haga horas extras y piensan que si tiene familia se negará a hacerlo.

Para tu conocimiento no está permitido que una empresa te pregunte por temas personales relacionados con tu estado civil, orientación sexual, religión e ideas políticas, entre otros aspectos. No lo digo yo, lo dice el artículo 4, punto 2 C del Estatuto de los trabajadores:

"Los trabajadores tienen como derechos básicos, con el contenido y alcance que para
cada uno de los mismos disponga su específica normativa, los de [...]:

2 c) A no ser discriminados directa o indirectamente para el empleo, o una vez empleados, por razones de sexo, estado civil, edad dentro de los límites marcados por esta ley, origen racial o étnico, condición social, religión o convicciones, ideas políticas, orientación sexual, afiliación o no a un sindicato, así como por razón de lengua, dentro del Estado español.
Tampoco podrán ser discriminados por razón de discapacidad, siempre que se hallasen en condiciones de aptitud para desempeñar el trabajo o empleo de que se trate."

Además del artículo 14 de la Constitución y cito textualmente:

"Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social."


¿Qué opciones tengo si estoy en una entrevista y me preguntan por estos temas?

1) Contestar: Dada la situación para algunas personas se hace difícil negarse a responder a este tipo de preguntas. Así que si decides contestar, hazlo de una forma espontánea. No te sientas en la obligación de dar más información por la que te preguntan ni a justificarte.

2) Negarte a contestar: Tienes todo el derecho a decir que no quieres contestar debido a la escasa relación que tiene esa pregunta con el puesto de trabajo. Si lo vas a hacer, hazlo desde el respeto y con confianza. En muchas ocasiones, los entrevistadores se ven obligados a hacer este tipo de prácticas porque la empresa contratante le interesa o no que la persona seleccionada cumpla determinados requisitos personales. Por lo que es posible que si te niegas, te comprendan.

En cualquiera de las dos situaciones, toma nota de lo que te han preguntado porque puede resultar muy determinante y significativo de la cultura empresarial. ¿Os acordáis al principio del post la empresa que me preguntó si tenía intención de tener hijos? Una vez contratada me encontré con una compañía que les suponía un problema tener a mujeres embarazadas. Con esto no quiero decir que os tenga que pasar lo mismo, pero sí está bien que tengáis en cuenta si aparecen preguntas de carácter discriminatorio en la entrevista.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Los 6 deberes de los entrevistadores

Si trabajas en el ámbito de la selección de personal seguramente en tu día a día tratas con personas y conoces a una gran variedad de profesionales. Por contra, si buscas trabajo y has realizado entrevistas en varias empresas, es posible que hayas vivido situaciones que no te han acabado de agradar.

Por todo ello, puesto que yo me me he sentido identificada en ambos roles mi post de hoy lo quiero dedicar a expresar aquellos aspectos que son, bajo mi punto de vista, imprescindibles que un técnico de selección se prepare. Todos ellos son carencias que he visto en mi experiencia como candidata o me las han explicado personas a las que he hecho orientación laboral.

1. Conocer al detalle las características de la posición y de la empresa: Cuando gestionamos un proceso de selección es vital disponer de la descripción del puesto, estar empapado sobre cómo es la empresa, conocer su cultura empresarial, cómo se estructura el departamento para el que buscamos a ese candidato, cómo es el jefe o jefa que tendrá, el día a día del trabajo y las condiciones (jornada, salario y tipo de contrato).  

2. Tener claro el perfil del candidato: Un error común es leer el currículum de los aspirantes a los que se va a conocer en diagonal. Por lo que el día de la entrevista se acaba preguntando por aspectos que ya figuran en el currículum y el candidato tiene la sensación de que el profesional no ha prestado atención al contenido de su hoja curricular.

Recuerdo perfectamente una entrevista para una posición de orientadora laboral en la que la primera pregunta que me hicieron fue "dime cuándo has trabajado como orientadora, porque en tu currículum no figura" y tener que indicarle a la entrevistadora la experiencia de 3 años que disponía y que además estaba resaltada en el currículum. Por supuesto, la impresión que me llevé fue bastante negativa de un buen inicio.


3. Asegurarnos de causar una buena impresión: Esto incluye no hacer esperar demasiado tiempo. Conozco postulantes que han llegado a esperar hasta una hora. Consideremos que esa persona viene con ganas de obtener el trabajo, se ha esmerado en enviarnos su candidatura y ha procurado llegar puntual. Si prevemos que nos vamos a retrasar recomiendo tener el detalle de saludar al candidato, presentarnos, explicarle que por X motivos le vamos a tener que atender en un margen de X minutos y que si quiere para que no esté esperando en nuestras oficinas puede salir a tomarse un café o lo que quiera.

Otro aspecto a considerar es tener reservada la sala dónde harás la entrevista. Da mala imagen pasear al aspirante por diferentes salas en búsqueda de la que esté libre y que al final os tengan que sacar porque ya estaba reservada.

4. Crear un buen rapport: Tenemos que procurar crear un clima de confianza, intentando hablar de temas ajenos a la entrevista (por ejemplo preguntar si ha llegado bien, si se ha encontrado tráfico, ofrecer un café o vaso de agua), sonreír y procurar ser cercanos que no quiere decir comportarnos como si fuéramos un amigo.

5. Hacer las preguntas adecuadas: No entremos en el terreno personal; preguntar si está casado, si tiene hijos o si tiene intención de tenerlos es indiscreto, además de ilegal.

6. Dar feedback: Informar siempre al candidato del estado del proceso y de cómo ha avanzado su candidatura.

Recuerda que cuando te citas a alguien, la otra parte lo puede vivir con gran entusiasmo e ilusión por lo que siempre como profesionales que trabajamos con y para personas es nuestra obligación proporcionar un trato profesional, cordial y respetuoso a los demás.

sábado, 4 de noviembre de 2017

viernes, 3 de noviembre de 2017

¿Dónde están las ofertas de trabajo?

Hola amig@s,

Os comparto el post que escribí para Interconexiona y se publicó ayer sobre los principales canales de búsqueda de empleo.

¿Sabíais que solo podemos ver el 25% de las ofertas que existen en un momento dado y que en cambio la mayoría de las personas utiliza portales de empleo para buscar trabajo?

Estas y otras curiosidades podréis ver en mi artículo.

¡Espero que os guste!

http://interconexiona.com/donde-estan-las-ofertas-trabajo/


martes, 10 de octubre de 2017

Cómo superar con éxito tu búsqueda de empleo

Hola amig@s,

Os comparto mi última colaboración, esta vez con Interconexiona. En este post ofrezco las claves para realizar una búsqueda de empleo exitosa.

¡Espero que os guste!

http://interconexiona.com/superar-exito-busqueda-empleo/


miércoles, 4 de octubre de 2017

¿Cómo afrontar la vuelta al trabajo?

Hola a tod@s,

Os comparto mi última colaboración con Leroy Merlín. En este post ofrezco mi punto de vista junto con otros profesionales de recursos humanos, acerca de la depresión postvacacional, la vuelta al trabajo y la búsqueda de oportunidades en nuestra empresa, entre otros temas.

¡Espero que os guste!

http://unhabitatmejor.leroymerlin.es/como-afrontar-la-vuelta-al-trabajo-y-evitar-el-sindrome-postvacacional-ii

viernes, 8 de septiembre de 2017

¿Qué es el outplacement?

Son muchos los profesionales que sobre todo durante la crisis económica han sufrido un despido debido a un Expediente de Regulación de Empleo, reestructuración de la empresa o fusión entre entidades.

Ante esta situación amarga para los trabajadores, las empresas ofrecen la oportunidad de que una consultora les ofrezca un programa de outplacement.

El outplacement es un servicio que ofrece consultorías especializadas en materia de recursos humanos y recolocación que tiene como principal objetivo que los empleados que se han tenido que desvincular de una empresa vuelvan al mercado laboral.


Un programa de outplacement se caracteriza por los siguientes aspectos:

Los antiguos trabajadores se adhieren de forma voluntaria: Cuando una empresa decide contratar este servicio, ofrece a los empleados de los que prescindirá la posibilidad de formar parte de un programa de este tipo y es el trabajador el que decide si quiere hacerlo o no.

Se determina un periodo de duración del programa y en ocasiones el objetivo de recolocación: La empresa que despide y la consultora pactan cuánto tiempo durará el programa y en numerosas ocasiones qué porcentaje de éxito esperan. En este sentido se suele considerar un resultado exitoso si el antiguo empleado ha encontrado trabajo por cuenta ajena o ha creado su propio negocio.


Una vez el extrabajador acepta formar parte del programa, los principales servicios a los que accederá son:

Se dispone de un consultor experto en orientación laboral: El exempleado durante este periodo de transición estará acompañado por un profesional que le enseñará los recursos necesarios para que encuentre un nuevo empleo. En este acompañamiento se trabajan aspectos como: apoyo en la fase de duelo, definición del objetivo profesional, elaboración del currículum, canales de búsqueda de empleo y la entrevista de selección.


Adicionalmente al acompañamiento de su consultor, el extrabajador es posible que participe en sesiones grupales para mejorar su búsqueda de trabajo o adquirir las bases necesarias para crear su propio negocio. En estos seminarios en ocasiones participan profesionales afectados de diferentes compañías, hecho que facilita el intercambio de contactos.

El exempleado tiene la oportunidad de participar en procesos de selección: Paralelamente a estas actividades, las consultoras disponen de un equipo de Prospección e intermediación laboral que tiene como objetivo contactar con empleadores, dar a conocer los perfiles de los extrabajadores y conseguirles entrevistas para que puedan culminar con un nuevo empleo.

De consultoras de outplacement en nuestro país existen numerosas. Algunas de las más conocidas son RandstadMOA BPI-Group y Lee Hecht Harrison

viernes, 28 de julio de 2017

miércoles, 12 de julio de 2017

Que no te roben la sonrisa

Trabajo. Es solo trabajo. Nos lo decimos y nos lo repetimos pero en numerosas ocasiones nos resulta un reto llegar a nuestro hogar y olvidar el mal día que hemos pasado. Lo más importante de tu vida lo tienes fuera de las cuatro paredes de tu oficina, lo tienes cuando entras a tu casa, cuando tu pareja te espera con una sonrisa, cuando tu hijo espera con esmero tu vuelta y cuando te reúnes con tus amigos o tu familia. Que tus preocupaciones se queden en tu silla y desaparezcan cuando cierras tu ordenador.

Inviertes muchas horas en el entorno laboral, con todo el tiempo que estás que menos que sea un entorno lo más favorable posible. No tienes por qué aguantar a un jefe irrespestuoso, un compañero que te hace la vida imposible o un sobrestrés laboral. Tu salud es lo más relevante para ti, no dejes que los demás te la quiten y menos si no son personas o situaciones fundamentales en tu vida.

Solo tú decides cómo afrontar las dificultades de tu día a día. Eres el dueño de tus actos, tú decides si quieres responder a una provocación o al mal comportamiento de otra persona. Ten claro que la no respuesta no es haber perdido ninguna batalla, no te arrepientas de no haber dado una contestación ingeniosa, de no haber frenado los pies a tu jefe o a un cliente. Estamos en aprendizaje continuo, y lo que hoy fue X mañana lo puedes convertir en Y. Sé comprensivo contigo mismo y afronta las dificultades como oportunidades de superación, de desarrollar habilidades y de crecer como persona.


Ante personas complicadas no hay guerra que ganar con la otra parte, aquí solo tiene que ganar tu bienestar personal. Súmate a personas que te aportan, aquellas que te hacen reír, que te permiten ser como tú eres... y aléjate de la gente tóxica, la que disfruta criticando, la que tienen por norma quejarse y te dan quebraderos de cabeza. Aprende a ser asertivo, a saber decir no y a decir basta. No es una tarea fácil, requerirá entrenamiento. Practica técnicas de relajación y dite a ti mismo cada vez que estés en una situación crítica "esto solo es trabajo, no es importante". Escríbelo si es necesario hasta que te integres el discurso. Realiza tareas fuera de tu trabajo que te induzcan emociones positivas; sal a pasear, tómate un baño caliente, escucha tu disco favorito, ves a que te den un masaje y haz lo que te apetezca.

Escucha a tu cuerpo cuando se manifiesta, los continuos dolores de cabeza, ansiedad, mareos, temblores o taquicardia no son buenas señales. Toma la decisión de cambiar de trabajo o dejarlo si se está llevando tu salud, porque ni el trabajo mejor pagado del mundo tiene derecho a robarte tu valor más preciado, tu bienestar.

No te sientas que abandonaste o perdiste si decidiste marchar porque te saturaste o quisiste dejar de lidiar con un mal ambiente. Aunque te cueste creer puedes encontrar un sitio más adecuado para ti y después de la empresa en la que estás, hay un mundo de posibilidades. Desconecta, relájate y ponte en manos de alguien que te enseñe estrategias si te sientes desbordado y lo crees conveniente.

Eres fuerte. No confundas ser débil con sentirte frágil. Tienes el poder de decidir qué haces con tu vida, de analizar qué te conviene y de ser capitán de tu propio camino.

Te mereces ser feliz, que nadie ni nada te haga sufrir.

lunes, 19 de junio de 2017

¿Te acabas de licenciar y buscas trabajo? (parte II)

Hola amig@s,

Os comparto la segunda parte del post en el que he colaborado con Leroy Merlín y junto a otros profesionales de recursos humanos, sobre dudas de personas recién licenciadas en el momento de buscar trabajo.

http://unhabitatmejor.leroymerlin.es/recien-licenciado-trabajo-dudas-2


miércoles, 14 de junio de 2017

¿Te acabas de licenciar y buscas trabajo? (parte I)

Hoy Leroy Merlín ha publicado un post en el que he colaborado junto con otros profesionales de gran referencia en el sector de recursos humanos.

Si acabas de finalizar tus estudios universitarios y buscas tu primera experiencia laboral, ¡no te lo pierdas!




lunes, 22 de mayo de 2017

Top 5 de apps para buscar trabajo

Hoy en día para apuntarnos a una oferta de empleo no necesitamos mucho más que un móvil con conexión a internet. Las aplicaciones están desbancando a los clásicos portales de empleo que llevamos años utilizando, sobre todo aquellos que no están adaptados para utilizarlos cómodamente desde nuestros dispositivos.

Las apps para buscar trabajo presentan una gran ventaja en comparación con otras herramientas:

  • Permiten acceder a ofertas laborales desde cualquier sitio y en cualquier momento: Ya no dependemos de estar en casa, en la biblioteca o en un sitio con WIFI para conectarnos a un portal; actualmente el autobús o el gimnasio pueden ser buenos sitios para enviar nuestro currículum.
  • Facilitan contactar de una forma directa con el empleador: Algunas de estas aplicaciones ofrecen la posibilidad de abrir un chat a la persona que ha publicado la vacante y mantener una conversación con la misma de una forma directa y rápida.
  • El proceso de introducir nuestro currículum o carta de presentación es mucho más rápido: Con las apps se acabaron completar los interminables cuestionarios para crear nuestro perfil curricular e incluso en algunas de ellas vernos en la obligación de redactar una carta de presentación o responder preguntas de filtrado.
  • Posibilitan saber si nuestro currículum encaja o no en la vacante en un tiempo muy reducido: Nos olvidamos de ver día tras día como nuestra candidatura está "En proceso" o en estado "Recibido". En algunas apps el empleador adquiere el compromiso de dar una respuesta al candidato en un margen de 24 horas.
  • Permiten acceder a ofertas que no están publicadas en portales de empleo: Para una empresa insertar un anuncio en Infojobs supone un coste elevado. En algunas apps la empresa no tiene que pagar nada, por lo que le ayuda a difundir sus vacantes sin tener que dejar un euro y al candidato le permite postular a la misma.
Como podéis observar, el uso de nuestro dispositivo nos abre todo un abanico de posibilidades en nuestra búsqueda de empleo. A continuación, os presento mi top 5 de apps para buscar trabajo desde el móvil.

1. Job Today: Sin duda, una de las más conocidas. Destinada principalmente para el sector comercio o restauración, esta aplicación cuenta con una multitud de ventajas pues permite conocer ofertas laborales cerca de tu ubicación, conectar a través de un chat con la empresa y tener una respuesta en un margen de tiempo de 24 horas. Está disponible para Android y iOS.


2. Cornerjob: Muy popular gracias a su buena inversión en campañas publicitarias, esta aplicación permite acceder a oportunidades laborales del sector comercio, restauración, comercial o alimentación, entre otros. Igual que su principal competidor Job Today, Cornerjob te localiza ofertas según tu ubicación, te permite chatear con el empleador y tener respuesta en 24 horas. Supermercados DIA, McDonalds o La Tagliatella ya la utilizan para dar a conocer sus empleos. Disponible en Google Play y App Store.

3. Worksí: De los creadores de Infojobs, llega Worksí, una app prometedora disponible por el momento solo para Android. Además de ofrecer la posibilidad de chatear con el empleador, esta app facilita también el número de teléfono por lo que favorece tener un contacto más directo con la empresa. Se centra en ofertas procedentes de pequeños negocios del sector restauración, reparto, estética o comercio, por ejemplo.

4. LinkedIn Job Search: Destinado a perfiles con formación superior, Linkedin, el rey de las redes profesionales, dispone de su propia app centrada exclusivamente en oportunidades laborales. Permite encontrar ofertas a través de palabras clave, recibir notificaciones, guardar empleos y tener registrados los que has aplicado. Disponible para Android y IOS.


5. Infojobs: No podía faltar en la lista Infojobs. Disponible en Google Play y App Store, esta aplicación permite acceder al contenido del portal de empleo de una forma cómoda y sencilla. Dirigida a cualquier tipo de perfil profesional.

Si estás buscando trabajo, ¡no dejes escapar oportunidades laborales y comienza a utilizar apps!

lunes, 10 de abril de 2017

8 prácticas para conciliar vida laboral y personal

Tener tiempo para atender a todas las demandas a las que tenemos que hacer frente en nuestro día a día se convierte en un juego de malabares para algunos trabajadores. Hacerse cargo del cuidado de los niños, realizar las tareas domésticas, visitar a la familia, asistir a la escuela de idiomas, llevar a cabo los recados que surgen en la dinámica de la semana, poder realizar nuestros hobbies... son muchas las actividades que cuando cerramos nuestro ordenador en la oficina nos están esperando.

No obstante, las empresas y especialmente el departamento de recursos humanos tiene en su poder la posibilidad de hacer la vida de los empleados más fácil a través de la puesta en marcha de algunas prácticas que facilitan conseguir un equilibrio más idóneo entre la vida personal y laboral. En mi post de hoy, veremos algunas de ellas:

1. Flexibilidad horaria: Tener la posibilidad de entrar y salir más temprano o más tarde en función de nuestras obligaciones personales facilita en gran medida que los profesionales atiendan a temas como por ejemplo llevar e ir a buscar a los niños al colegio, ir al gimnasio, llegar a casa más pronto y hacer las tareas pendientes antes de la hora de cenar, etc.

Otro tema a contemplar en referencia a los horarios es la jornada intensiva, una práctica común en algunas empresas especialmente en periodos como verano o Navidad.

Bien es cierto, que la flexibilidad horaria a día de hoy no está al alcance de todas las personas, pues recordemos los profesionales que se dedican al comercio o están de cara al público como el caso de un recepcionista.

2. Trabajar desde casa: El teletrabajo es uno de los mejores beneficios sobre todo para aquellos perfiles que no tienen por qué estar necesariamente las 8 horas físicamente en la oficina. Además, las nuevas tecnologías permiten que hoy en día podamos hacer reuniones on-line. Es una práctica que no le cuesta a la empresa y que ayuda al trabajador a organizarse mejor su vida.


El teletrabajo apoya un modelo organizativo con el que me siento totalmente identificada que es preocuparse porque los objetivos y el trabajo que tenga que hacer el empleado se realice, y se deje de prestar tanta atención a que el profesional fiche y tenga que estar obligatoriamente en su silla.

3. Banco de horas: ¿Quién no ha realizado horas extras en periodos de alto volumen de trabajo o se ha quedado hasta las tantas para acabar un informe urgente? El banco de horas tiene como principal objetivo que las horas acumuladas sean intercambiadas por días de vacaciones o realizar en un día laboral menos horas.

4. Persona de los "recados": Llevar un pantalón al modista, ir a la farmacia, hacer la compra on-line, pedir hora al médico o acercarse a la ferretería son ejemplos de obligaciones que tenemos fuera de nuestra jornada laboral que nos ocupan horas. Disponer en la empresa de una persona que atienda a este tipo de demandas ahorraría tiempo a los empleados.

5. Jardín de infancia en la oficina: ¿No sería fantástico poder dejar el cuidado de tu hijo/a mientras trabajas en tu misma empresa o muy cerca? Una práctica muy pionera en algunas compañías como Mercadona o Banco Santander, ofrece a los empleados un servicio de guardería que atiende a sus niños durante la jornada laboral de los padres. Esta iniciativa además de facilitar la conciliación vida laboral y personal, aumenta la motivación de los empleados y reduce el absentismo.

6. Baja de maternidad o paternidad más larga: Tener un bebé es una experiencia única en la vida ¡qué buena noticia sería disfrutar de este momento más tiempo de lo que estipula la ley actualmente! Lamentablemente España sigue estando en la cola como uno de los países que ofrecen un periodo de baja más bien corto en comparación a países europeos como Suecia o Noruega que ofrecen 480 o 392 días respectivamente. Por lo tanto, una práctica a promover por las empresas podría ser facilitar un periodo de baja más extenso.


7. Cuidado personal en tu empresa: ¿No sería fantástico disponer de un fisioterapeuta en tu empresa o que el gimnasio que está al lado de la oficina te cueste muy poco? ¿y qué me dices de tener la posibilidad de hacer clases de yoga antes de empezar tu jornada o de disponer de un servicio de peluquería? Compañías con políticas muy avanzadas de Recursos Humanos como Social Point proporcionan este tipo de facilidades.

8. Formación en horas de trabajo: Salir del trabajo, ir a clase de inglés en la academia y llegar a casa tarde se puede convertir en una obligación pesada para el trabajador. En este sentido, muchas compañías ya ofrecen a los trabajadores clases de idiomas o en temas vinculados a su puesto de trabajo dentro de la jornada laboral y además a coste cero.


Fomentar medidas para favorecer un mejor equilibrio entre la vida personal y laboral del trabajador ayudará a que se sientan más motivados, a que se sientan con más autonomía para poder organizarse su vida y a que sean más productivos.

martes, 14 de marzo de 2017

El líder inspirador

Líder y jefe, jefe y líder... Aunque a algunos les pueda parecer conceptos ligados, la realidad es que los términos "jefe" y "líder" no significan lo mismo.

El jefe es aquella persona que está reconocida en su contrato para ejercer determinada categoría profesional. Le calificamos como Manager, Director, Responsable, etc. Por contra, el líder es aquel sujeto que siendo jefe o no, tiene la capacidad de ser un guía, de influir y de ser reconocido por los demás como un referente.

El progreso del área de recursos humanos nos lleva a buscar hoy en día a líderes, no jefes. Y es que el mejor jefe no es aquel que más sabe a nivel técnico, el que más autoridad sabe marcar o el que más trayectoria profesional tiene, sino el que entiende de inteligencia emocional, el que sabe inspirar y motivar a los demás, el que se preocupa por las inquietudes del equipo, el que sabe entender a las personas, el que es comunicativo, el que utiliza las capacidades de las personas y es coach.


En muchas ocasiones el líder inspirador lo es de naturaleza, forma parte de su esencia. Simplemente le sale adoptar ese rol. En cambio, el jefe que no es líder, puede llegar a adquirir recursos para mejorar sus habilidades, pero lo tendrá que aprender. 

El líder inspirador es el que crea un entorno de confianza en el trabajo, actúa con coherencia, es transparenteacompaña a las personas de la mano dejando el control, los gritos y el abuso de autoridad en un cajón.

El grupo le sigue como ejemplo, le admira, se siente identificado con él o ella y sigue sus pasos. Es admirado por su ética, valores, integridad y por el compromiso que muestra. Contribuye en el crecimiento de las personas, pero sabiendo dar autonomía y redirigir en caso de fallo con inteligencia. Reconoce el trabajo bien hecho de sus colaboradores, sabe cómo hacerles sentir bien y útiles.

Ya lo confirmó la investigación realizada por John H. Zenger, Joseph R. Folkman y Scott K. Edinger en la que a través de un estudio en el que 25.000 directivos de más de 1.350 empresas fueron evaluados 360º por 200.000 trabajadores que la "inspiración" es la competencia más considerada por los empleados y que es el mejor índice de predicción de la efectividad del liderazgo.

¡Evolucionemos y promovamos un estilo de liderazgo inspirador que ayude a extraer el máximo potencial de las personas!


martes, 7 de marzo de 2017

Lo que no se sabe de los entrevistadores

Desde hace un tiempo estoy viendo de forma constante como profesionales que están en búsqueda activa realizan publicaciones sobre todo en LinkedIn expresando su disconformidad hacia los procesos de selección en los que han participado, hacia los filtros que utilizan los recruiters o hacia algún entrevistador que les ha atendido, nombrándolo incluso. Cuando leo los comentarios existen opiniones de todo tipo; algunas personas manifiestan que ese tipo de publicaciones les puede perjudicar y otras aplauden que el usuario en cuestión comparta su experiencia y "avise" a otras personas.

Además, no son pocos los sujetos que califican a los que trabajamos en recursos humanos y realizamos o hemos hecho selección como personas déspotas y poco humanas y añaden que jugamos con las ilusiones de los demás y nos creemos que somos superiores a los candidatos.

Este post lo redacto a partir de leer como algunas personas creen que tenemos el poder absoluto de gestionar un proceso de selección como queramos, discriminando inconsiderablemente y pagando lo que queremos, y eso amig@s, no es así.

Por todo ello, hoy me gustaría expresar mi opinión en referencia a este tema, explicar algunos detalles que son posibles que las personas que buscan empleo desconozcan y la realidad de los técnicos de selección.

En referencia a la discriminación...
Para empezar, una de las críticas más habituales de las que se queja la gente es la discriminación que realizan las empresas por edad, raza o sexo, por ejemplo. Es una realidad y es algo que indudablemente no puedo negar; existen empresas que discriminan, sí, es más algunos de nosotros que trabajamos en recursos humanos siendo aspirantes a un puesto lo hemos vivido (por ejemplo, yo me he sentido discriminada por ser mujer en alguna ocasión). ¿Qué puede hacer el seleccionador en este caso? Lamentablemente más bien poco, por no decir prácticamente nada. Esos filtros no dependen de nosotros, se nos impone por el cliente por el que trabajamos o porque nuestra empresa nos lo dice. Y este es el lado oscuro de nuestra profesión, vernos en la obligación de tener que trabajar en muchas ocasiones en contra de nuestra ética profesional. Es más, conozco a más de una persona que ha pagado por ello, y que defender buenos valores ha tenido como consecuencia su despido.


En referencia a las condiciones...
Otro aspecto fruto de numerosas críticas son las condiciones contractuales (salario, horario, tipo de contrato, etc.). A nosotros nos llega una solicitud de que se necesita X perfil y se le ofrecerá X condiciones. Ante ello podemos hacerle ver al cliente que lo que ofrece está por debajo de mercado, se lo justificamos porque no se apuntan personas que den con el perfil a la oferta, porque le enseñamos informes de mercado laboral o porque los candidatos en el proceso de selección se descartan, pero si la empresa no quiere dar su brazo a torcer, lo que nos queda es o bien intentar hacer malabares y ver cómo cerramos ese proceso (siendo conscientes de que estamos ofreciendo unas condiciones injustas) o negociar que el perfil del candidato sea más junior.

En referencia a la falta de información...
La tercera crítica frecuente que he ido leyendo es respecto a la falta de respuesta e información que tienen los candidatos en los procesos de selección. Es verdad que a veces se puede deber a la falta de sensibilidad, empatía o atención al detalle que tiene el recruiter pero también al volumen elevado de procesos de selección que muchos profesionales de recursos humanos gestionan y que provoca que le resulte inviable dar la respuesta necesaria que los candidatos necesitan. El tiempo del postulante es tan valioso como el nuestro y que mínimo que si ha dedicado horas en preparar un currículum, conocer la empresa, venir y realizar la entrevista le digamos cómo está su candidatura. De eso no cabe duda.




Desde mi punto de vista creo que hacer una crítica en público sobre un entrevistador o una empresa no favorece al candidato nunca. Cuando buscamos trabajo un aspecto que debemos de cuidar es nuestra marca personal y nuestra huella digital. Todo lo que publicamos ya sea como fotografía, comentario, opinión o crítica lo tenemos que controlar al detalle y pensar antes de ello qué quiero conseguir con esa publicación, en qué me beneficia y en qué me perjudica. Las demás personas que están en tu situación seguramente te alaben por haber transmitido tu crítica, pero desde el punto de vista del empleador te va a perjudicar.

A un profesional de la selección de personal una crítica le puede indicar: a) impulsividad (cuando se ha escrito desde el enojo); b) falta de flexibilidad (cuando se queja de un cambio de entrevista, por ejemplo); c) falta de conocimiento sobre el uso de la herramienta de LinkedIn (ya que bajo el punto de vista de algunos esta red no está para estos temas, es de uso exclusivo profesional); d) falta de resolución de conflictos (si algo le molestó a ese candidato la persona con quién lo tiene que hablar es con el entrevistador y en privado, al menos en mi opinión) y e) proyección de pensamientos distorsionados (principalmente se sobregeneraliza a que todos los de RRHH somos malos).

Y sobre este último punto me gustaría añadir y con ello finalizar. Algunas personas que trabajamos en esta área realmente amamos nuestra profesión y tenemos verdadera pasión por ello. Como en todos los ámbitos nos encontraremos a profesionales brillantes, medios y mediocres, pero no todos somos déspotas e insensibles, los hay (me incluyo en ello) que verdaderamente nuestra vocación es ayudar a los demás, ofrecer oportunidades, intentar transmitir nuestros valores y aportar nuestro granito de arena a otras personas.

martes, 21 de febrero de 2017

5 tips para liderar a Millennials

Los Millennials o también denominados Generación Y son las personas nacidas a partir de 1980 que se hicieron adultas con el cambio de milenio. Su incorporación en la empresa supone un reto para los mandos intermedios ya que teniendo en cuenta los rasgos que definen a este colectivo el estilo de liderazgo que más se ajusta a sus expectativas difieren de modelos anteriores caracterizados por la autoridad y unidireccionalidad.

¿Cómo tiene que ser el jefe que lidere a profesionales de esta generación?, ¿cómo tiene que actuar?, ¿qué se espera de él o ella? En mi post de hoy explico 5 puntos de gran relevancia para esta generación:

El jefe que...

1. Sea participativo, orientativo e inspirador: A los Millennials les fascina aportar ideas. Huyen de cualquier mando que les impida dar rienda suelta a su iniciativa y creatividad. Entienden el trabajo como un lugar donde también pueden divertirse, crear y contribuir. Les atrae un responsable que escuche sus ideas, las valore, las introduzca en la dinámica de trabajo y en caso negativo les explique el por qué. Además, les agrada que este actúe como guía, como un mentor, que sea un referente y les suponga una fuente de inspiración.

2. Otorgue importancia a la comunicación: El jefe si quiere ser un buen líder para esta generación debe comunicar de una forma clara, evitando ambigüedades, dando mensajes precisos y explicando a cada miembro del equipo cuál es su contribución y qué espera de él o ella. También es positivo que utilice medios tecnológicos como Skype o Webex ya que este colectivo está enganchado al mundo virtual.

Por último, es vital que dé feedback constructivo y constante si quiere que las personas trabajen motivadas y alcancen sus objetivos.


3. Haga partícipe al trabajador en las evaluaciones: Uno de los momentos más cruciales del empleado en su trabajo es la evaluación del desempeño. En esta se le da a conocer cómo ha sido su evolución, qué áreas debería de mejorar, qué es lo que ha conseguido e incluso es tan relevante que a partir de la misma se puede determinar un cambio de posición, de funciones o un incremento salarial.

En este punto es necesario que el manager ofrezca la oportunidad al trabajador de explicar su opinión y logre que se sienta responsable de su propio desarrollo a través de preguntas tipo: "¿Cómo crees que podemos llegar a este objetivo?" o "¿Qué acciones crees que podríamos tomar?".

4. Fomente una cultura de aprecio: Hacer acciones para aumentar la estima que se tienen entre sí los componentes del equipo, llevar a cabo actividades (deporte, cenas, etc.) de naturaleza más lúdica para potenciar un buen clima laboral, preocuparse de que los miembros se sientan parte de un equipo y aumentar el sentimiento de pertenencia son algunos de los aspectos que tendrá que considerar el mando que lidere a un grupo de Millennials.


5. Tenga interés en desarrollar a los trabajadores: A la Generación Y les gusta aprender continuamente y afrontar retos nuevos. Es más, un estudio de la London Business School determina que el 90% de ellos no tienen intención de quedarse en su actual empresa por más de 5 años e incluso el 40% de ellos cuando inician una nueva etapa laboral ya están pensando cuál será su siguiente paso. El manager que quiera evitar una fuga de talento tendrá que establecer para su equipo un plan de desarrollo que les sea atractivo y la posibilidad de aprender.

RECOMENDACIÓN: Libro "Millennials en la oficina" de Lee Caraher.

martes, 14 de febrero de 2017

Las redes sociales en la búsqueda de empleo

Hola amig@s,

Hoy he estado en Betevé 91fm para seguir hablando sobre el uso de las redes sociales en la búsqueda de empleo.

Os dejo en link:

https://www.facebook.com/barcelonactiva/videos/10154540337579480/


¡Espero que os guste!

jueves, 9 de febrero de 2017

5 aprendizajes de mi experiencia como candidata

La búsqueda de empleo es un periodo de transición que la mayoría de personas en algún momento de nuestra vida hemos tenido que afrontar. A lo largo de mi trayectoria profesional han sido varias las ocasiones en las que me he visto en la tesitura de buscar un nuevo trabajo, lamentablemente la temporalidad de las contrataciones y la acentuación que hemos ido sufriendo de la crisis han contribuido a que muchas personas, al igual que yo, nos hayamos visto en la obligación de buscar un nuevo empleo más de una vez. Haciendo la vista atrás, me doy cuenta de que no han sido pocos los aprendizajes que he adquirido, por ello en mi post de hoy me gustaría transmitirlos a vosotros e invitaros a que también me expliquéis que lecciones os habéis llevado cuando habéis buscado trabajo.

1. Si tu intuición te dice que algo no está bien, hazle caso: ¿Alguna vez has ido a una entrevista y algo no te ha cuadrado? Ya sea por la actitud del entrevistador, por las preguntas que te hacen, por lo que observas mientras estás en las instalaciones de la empresa o algún otro detalle que percibes. Como candidata me ha ocurrido varias veces. Recuerdo en una entrevista que me preguntaron por si quería ser madre, si me cogería una excedencia, cuánto tiempo estaría de excedencia... increíble, ¿no? Al final me contrataron y una vez dentro me sentí frustrada al corroborar que esa empresa era bastante discriminatoria con nosotras. Con esto quiero decir que si durante el proceso de selección observas detalles que no te agradan, no los pases por alto, te están indicando algo.


2. No todos los entrevistadores son ogros: Uno de los aspectos que más me está llamando la atención en LinkedIn es la cantidad de descalificativos que candidatos que no se han sentido bien tratados dedican a los seleccionadores. Los etiquetan de "abusar de su posición" y de sobrepasarse. Como en todos los trabajos, nos cruzamos con profesionales válidos y competentes y otros que no. Pero un error es sobregeneralizar a que todos los seleccionadores son de esta manera por una mala experiencia que hemos tenido. Yo también me he encontrado con entrevistadores déspotas pero eso no significa que todos sean así, también he tenido la oportunidad de ser entrevistada por profesionales encantadores.

3. La honestidad es premiada: Diría que uno de los aspectos que más se me ha valorado en un proceso de selección (¡o al menos ese feedback he recibido!) es haberme mostrado sincera y haber contestado a las preguntas formuladas desde la honestidad. 

Tras haber trabajado en diferentes sitios, algunos en los que he disfrutado mucho y otros que no me acabaron de encajar, creo que lo mejor en una entrevista es mostrarme tal y como soy. Por ejemplo, en mi caso un aspecto que valoro mucho de una empresa es que haya un buen clima laboral, cuando me he encontrado en una entrevista que me han preguntado qué valoro en un trabajo, lo he comentado tranquilamente ya que prefiero que si en esa empresa no se da esa condición no me seleccionen porque entonces no trabajaría cómoda si tengo que lidiar con un entorno hostil.

4. La crítica y la represalia no son una buena opción: Debemos de tener cuidado con cómo explicamos una mala experiencia que hemos tenido en otro trabajo si es que sale el tema. El entrevistador no vivió esa situación, por lo que es fácil que concluya que el foco del problema eras tú. Ante esta circunstancia recordemos mencionar dentro de lo malo, qué aprendiste, cómo intentaste solucionarlo y siempre procurando mantener la objetividad.

Por otro lado, aprovecho para comentar ya que lo estoy viendo de forma asidua continuamente, que hablar mal de una empresa que te ha conocido y/o de un entrevistador con el que has tenido un encuentro en redes sociales no es tu mejor aliado. Sí, las redes también están para opinar, pero ahora tu preocupación es encontrar trabajo y para ello lo mejor es cuidar tu marca personal. Un comentario fruto de la impulsividad te puede perjudicar gravemente de cara a otras empresas.


5. Tu actitud es prácticamente más relevante que tu aptitud: No solo es suficiente para que te seleccionen ser el que más experiencia tiene o el que más sabe de tu campo profesional; la ilusión que transmites, la pasión que tienes hacia tu profesión, y mostrar una buena predisposición son elementos clave para conseguir ese puesto de trabajo. Muchos de estos aspectos son detectables en tu comunicación no verbal como por ejemplo tu sonrisa, la expresión de tus ojos cuando hablas de tu trabajo, los gestos que haces, etc.

Y vosotr@s, ¿qué habéis aprendido buscando trabajo?

martes, 10 de enero de 2017

7 habilidades que desarrollas cuando buscas trabajo

La búsqueda de empleo es un proceso de transición lleno de incertidumbre y esto es un aspecto que no es tan fácil de gestionar, sobre todo cuando tenemos cierta prisa por incorporarnos en un nuevo trabajo. Es una montaña rusa; tener una entrevista comporta una inyección de energía pero afrontar un no posteriormente genera malestar a la persona. Aunque este proceso puede resultar pesado e incluso agotador, como en cualquier adversidad que nos encontramos en nuestro camino, cuando buscamos trabajo también adquirimos nuevos aprendizajes y desarrollamos competencias. ¿Cuáles? En mi post de hoy te las explico:  

1. Tolerancia a la frustración: Saber gestionar un No o no obtener los resultados esperados sabemos que no es plato de buen gusto. Asistir a una entrevista, llegar a fase final y que finalmente decidan seleccionar a otra persona o enviar currículums y no recibir respuesta son algunos ejemplos de situaciones que bien gestionadas contribuyen a desarrollar esta competencia.

2. Autoconocimiento: Con el fin de por un lado conocer de qué quieres trabajar y por otro lado saber trasladar lo mejor de ti en tu currículum o en una entrevista, deberemos de reflexionar y hacer un ejercicio de autocrítica y conocimiento de uno mismo. Adicionalmente, es posible que mientras busques un nuevo proyecto descubras más sobre ti mismo ya sea por las cuestiones relacionadas con tu búsqueda (como por ejemplo cómo afrontas situaciones poco comunes en tu vida como una dinámica de grupo) o por atender a asuntos (familiares, de ocio o del hogar) de los que antes no tenías tanto tiempo para dedicar.


3. Persuasión: Saber venderte en una entrevista y lograr despertar interés a un seleccionador son aspectos clave para lograr tu contratación. A través de tu participación en procesos de selección adquieres recursos comunicativos, estratégicos y aprendes a diferenciar qué te funciona explicar y qué no.

4. Adaptación: Esta competencia está presente en todo el proceso de búsqueda de empleo en múltiples situaciones. Tanto si deseamos hacer una reorientación profesional como si llevábamos tiempo sin estar en desempleo será importante que nos actualicemos y adaptemos a lo que solicita el mercado laboral a través de acciones como por ejemplo realizar una formación. Por otro lado, los cambios de citación a entrevistas, aprender a familiarizarse con medios tecnológicos actuales que desconocías para buscar trabajo, estar durante un mes haciendo muchas entrevistas y al siguiente ninguna, etc. también ponen a prueba nuestra capacidad adaptativa.


5. Orientación a resultados: Ser persistente, actuar con energía para lograr un objetivo, saber utilizar las oportunidades y dar respuesta de forma rápida y eficaz, son algunos de los comportamientos que se desarrollan y se adquieren cuando se busca trabajo.
 
6. Creatividad: Diferenciarte de los demás y captar la atención de los empleadores es esencial. Algunas personas con el fin de lograr esta visibilidad sacan a la luz su parte más creativa. ¿Recordamos el videocurrículum de Sandra Pavón?. Otros casos originales fueron el de Carlos Góncer, impulsor de la iniciativa kilómetros por un empleo o el de Lukas Yla que se de dedicó a enviar cajas de Donuts con su currículum dentro a las agencias de comunicación de su interés.


No obstante, la creatividad para buscar trabajo no solo se demuestra en iniciativas como las citadas las cuales no todo el mundo se atrevería a llevarlas a cabo. Muchas personas demuestran esta capacidad en el currículum que elaboran, en el contenido de su carta de presentación o en su elevator pitch.
 
7. Organización: Hay personas que cuando están buscando trabajo me dicen "antes cuando trabajaba tenía tiempo para hacer todo y ahora que tengo más tiempo libre  no me da tiempo a nada". Y este es uno de los aspectos que aprendemos a gestionar; saber distribuirnos el tiempo sin que se nos imponga un calendario, un jefe o un correo urgente.

martes, 3 de enero de 2017

Cómo alcanzar tus objetivos

Con el cambio de año son muchas las personas que se plantean nuevas metas de diferentes tipos, desde retomar los estudios, hacer una estancia en el extranjero o aumentar la familia, por ejemplo. Sin embargo, esta ilusión y energía que desprendemos al inicio en repetidas ocasiones se desvanece y aparece la procastrinación, la frustración y la pérdida de entusiasmo.

¿Qué factores hay que considerar para lograr nuestros objetivos?, ¿cuáles son las mayores adversidades que nos podemos encontrar? Con el fin de dar respuesta a estas y otras cuestiones similares en mi post de hoy cuento con la colaboración de Cristina Garcia Montala.

Cristina es coach y psicóloga y adicionalmente dispone de un Máster en Dirección de Recursos Humanos y Máster en Desarrollo Personal y Liderazgo. Su experiencia profesional está centrada principalmente en los ámbitos de orientación laboral, coaching y recursos humanos. Actualmente ejerce como técnica de orientación, inserción y formación en Barcelona Activa.

¿Cómo podemos definir nuestros objetivos?

Los objetivos hay que definirlos según nuestros valores. Me refiero al conjunto de valores profundos que nos definen como personas. A nuestra esencia. A lo que nos conecta a la vida y nos mantiene ilusionados. Para ello, es esencial escucharse y saber qué queremos de verdad, para qué lo queremos, y hacerse esta pregunta: ¿si consigo este objetivo, me acerco o me alejo de mis valores, de mis sueños, de mi yo auténtico?

¿Qué aspectos tenemos que tener en cuenta?

Debemos preguntarnos: “cuando consiga mi objetivo, ¿con qué valor estaré conectando? ¿Es realmente mi objetivo o es el de otros?”. Para elaborar nuestro plan de acción, es importante subdividirlo en micro-objetivos alcanzables y calendarizarlo, siendo flexibles, pero comprometiéndonos desde el principio. De esta manera seremos constantes y tendremos la disciplina necesaria para conseguirlo. 


¿Cuáles son los principales errores que cometemos al marcarnos un objetivo?

Querer ir demasiado deprisa y un exceso de ansiedad por llegar, entorpece e incluso puede llegar a bloquear el proceso. Hay que fijarse objetivos concretos, alcanzables, motivadores, que sean propios y no ajenos, dando un paso cada vez. Solo así podremos mantener el compromiso inicial, y no caeremos en el error de marcarnos objetivos vacíos, irreales, sin sentido, externos a nuestro proceso de crecimiento.  

¿Cuáles son las mayores dificultades personales que nos podemos encontrar?

Las dificultades son parte del proceso de aprendizaje y van a ser proporcionales a la magnitud de nuestro reto y a cuán lejos queramos salir de nuestra zona de confort. Entran en escena los “saboteadores", a menudo miedos disfrazados en forma de pereza o desmotivación, creencias limitadoras o mil excusas que van a ir surgiendo, boicoteándonos a nosotros mismos, con el objetivo de posponer nuestros sueños.

¿Qué podemos hacer para sobreponernos a ellas?

Lo primero es identificar a nuestros saboteadores, ser conscientes de ellos. Ese es el primer paso. El siguiente paso es no querer luchar contra ellos. Están ahí para protegernos, para que nos quedemos dentro de nuestra zona de confort. Hay que entender que no son nuestros enemigos, que solo nos ponen a prueba, y son necesarios para nuestro autoconocimiento. Sin ellos, no habría confrontación ni crecimiento. 


¿Cuál es el secreto para mantener la motivación mientras perseguimos nuestras metas?

El secreto es mantenernos conectados a los valores que hay detrás de nuestro objetivo. De esta forma tendrá sentido y nuestra motivación será auténtica, que es de dónde surgirá el compromiso necesario para conseguirlo. Libertad, creatividad, amor, naturaleza… ¿Cuáles son tus valores? ¿Qué es lo que te mueve? Si sabemos quiénes somos y qué queremos de verdad, sabremos qué necesitamos en cada momento y cómo conseguirlo, con esfuerzo pero sin lucha, con fluidez y conexión, explorando nuevos territorios para conquistarse a uno mismo.