martes, 24 de mayo de 2016

Proyecto Working Mama: orientación laboral para madres

Es incuestionable que ser madre produce un giro en la mujer en múltiples aspectos siendo uno de ellos en el entorno profesional. Con el nacimiento de un bebé son muchas las mujeres que deciden retirarse temporalmente del ámbito laboral para dedicarse al cuidado del recién nacido o reorientarse profesionalmente. Las prioridades de la vida indiscutiblemente cambian, y no todas las empresas ofrecen las facilidades necesarias para conciliar la maternidad con el trabajo.

Con el fin de ayudar a madres que se plantean un cambio profesional nace Working Mama, una iniciativa fundada por Joanna Mazur, consultora de recursos humanos especializada en procesos de outplacement.

Joanna cuenta con 8 años de experiencia acompañando a personas de todo tipo de perfiles en su proceso de transición profesional. Es licenciada en Psicología y adicionalmente dispone de un máster en Gestión del Talento. Dispone de amplios conocimientos de mercado laboral, recursos para la búsqueda de empleo, procesos de selección, emprendimiento y sobre todo es madre, por lo que comprende perfectamente todo lo que comporta el proceso de maternidad.

En mi post de hoy tengo el privilegio de entrevistarla.

  • ¿Cómo surge Working Mama?
La idea surge a raíz de mi experiencia como madre en la que he tenido que tomar unas ciertas decisiones que repercutían en mi carrera profesional por falta de conciliación y flexibilidad, los dos requisitos imprescindibles para poder tranquilamente criar a tus hijos sin sacrificios. Me di cuenta de que no soy la única que necesita cambiar el rumbo de la carrera profesional y que en realidad no existe ningún servicio de orientación profesional adaptado a las necesidades de las madres. Como mi experiencia profesional siempre ha sido ligada al mundo de RRHH y gestión de carreras he decidido crear el espacio Working Mama, porque la Maternidad Inspira.

  • ¿Cuál es su principal objetivo y qué acciones se llevan a cabo para conseguirlo?
Apoyar y ayudar a las madres en la gestión de sus carreras profesionales. La etapa de maternidad es una etapa clave en la vida de cada mujer, ya que es cuando suceden muchos cambios a nivel personal y profesional. Muchas de las madres se están planteando dar un giro a sus carreras profesionales para poder compaginar ser madres y profesionales y encontrar un equilibrio. El objetivo principal de Working Mama es acompañar a estas mujeres en esta transición, facilitando las herramientas, el know how y experiencia profesional y personal. En el segundo plano, el proyecto se dirige también a las empresas con el servicio de gestión y acompañamiento a las madres y padres que se reincorporan a su puesto de trabajo después de la baja por maternidad/paternidad.

  • ¿Cómo definirías tus talleres y tus sesiones?
Los talleres están pensados para que las madres se sientan cómodas y escuchadas, siempre los organizamos en los espacios Family Friendly y las mamás pueden acudir con sus bebés. En los talleres facilito las herramientas que permiten enfrentarse al mercado laboral y llegar a las metas que se propone cada asistente y también abro un espacio para el debate, para que podamos compartir estos miedos y opiniones con los demás. Las reuniones individuales están muy enfocadas a la necesidad de la persona en concreto y cuya finalidad es guiarla y acompañarla en su camino de búsqueda de empleo o inicio de algún proyecto.

  • ¿Cuáles son las mayores dificultades que tienen las madres que acuden a ti?
Creo que la frase más escuchada es “no sé qué hacer con mi carrera profesional, necesito cambiar de empleo y no sé por dónde empezar”. Dificultades hay muchas, pero sobre todo lo que se repite siempre es el miedo de que ser madre será un obstáculo para conseguir un empleo, o el no saber cómo enfocar las respuestas a típicas preguntas, que por desgracia se siguen haciendo, acerca de la familia o cuidado de los hijos durante la entrevista. También después de estar un tiempo dedicándolo a la crianza, las madres se sienten muy desconectadas del mercado laboral y en muchas ocasiones infravaloran sus capacidades y competencias.

  • A ti personalmente, ¿cómo te ha cambiado el hecho de ser madre?
A mí me ha cambiado el modo de ver el mundo, me ha hecho aún más sensible y empática con todo lo que me rodea. Además, noto como ha aumentado mi creatividad y la necesidad de innovar, probar, experimentar… cambiar. Además, me he dado cuenta de que gestiono el tiempo de manera mucho más eficiente (cada minuto cuenta) y la rapidez de adaptación a las condiciones inesperadas es otra cosa que a veces me sorprende positivamente. Y por supuesto, el cambio en las prioridades hace que lo que más valoras es tu familia por encima de cualquier cosa.


  • ¿Qué mensaje darías a aquellas madres que no se sienten satisfechas con su trabajo?
Que hay un mundo lleno de posibilidad esperando, pero primero hay que dar este primer paso y salir de la zona de confort. Es muy importante confiar en la intuición y conectar con el cuerpo, es muy sabio y actúa como radar percibiendo señales que quizá nosotros no las vemos. Además, quiero que las madres entiendan que la maternidad es una etapa que enriquece nuestra personalidad y de paso nuestro perfil profesional ya que desarrollamos, entre otras, las siguientes competencias: gestión del tiempo, gestión logística, polivalencia, multitarea, rapidez en toma de decisiones, etc. También es fundamental rodearse de la gente positiva y en el caso necesario buscar el apoyo y ayuda de un experto en gestión de las etapas de transición en las carreras.


Si queréis conocer más sobre este interesante proyecto podéis informaros en Facebook, Twitter (@workingmamaES) y en la web http://www.workingmama.es/.

Working Mama. Porque la Maternidad Inspira.

martes, 10 de mayo de 2016

7 tips para prepararse una entrevista online

Con la revolución tecnológica la forma de realizar las entrevistas han cambiado. A pesar de que lo más frecuente es que el seleccionador cite al candidato presencialmente en las oficinas, hoy en día, las entrevistas online cobran gran relevancia. Permite interactuar con personas de otra ciudad, país o continente que estén interesadas en cambiar de residencia, ofrecen al técnico de selección la flexibilidad de poder hacer su trabajo desde casa y a los candidatos que les sea complicado adaptarse al horario que les proponen o acercarse a las oficinas del recruiter poder hacerla a distancia.

A pesar de que el contenido de la entrevista tanto de forma presencial como a distancia no tiene por qué variar sí es fundamental que el aspirante considere una serie de aspectos si se tiene que enfrentar a una entrevista de este tipo:

1. Utiliza una foto de perfil y un nombre de usuario profesional: Sabemos que muchas personas utilizan esta herramienta en su entorno personal, sin embargo, en el caso de darle un uso profesional es imprescindible que tanto nuestra foto de perfil como el nombre de usuario que utilizamos sea formal y transmita seriedad. Para ello en el caso del nombre basta simplemente con que utilices tu nombre y no un apodo. De lo contrario, estaremos dañando nuestra marca personal y con ello la imagen que el entrevistador se lleva de nosotros.

2. Conéctate con antelación: No esperes al último minuto para conectarte. Procura hacerlo con previsión ya que pueden salir imprevistos como que el ordenador tarde en arrancar, te falle internet, no se te abra el Skype, Webex o herramienta que uses o algo del mismo te falle, etc. A pesar de que de cara al reclutador estos aspectos son comprensibles, ¿no es mejor intentar evitarlos? Dará una buena imagen y además estarás más tranquilo puesto que un imprevisto te puede alterar. Lo mejor es que te conectes antes que el entrevistador; aunque no tengamos que acudir a un lugar físico la puntualidad sigue siendo importante.


3. Busca un sitio relajado: Evita hacer una entrevista online en sitios en los que haya ruido, gente alrededor, el teléfono de casa conectado o elementos distractores. Necesitas concentración y tener la seguridad de que en la medida de lo posible nada te interrumpirá en tu entrevista.

4. Utiliza auriculares y micrófono: Por tu tranquilidad es mejor que uses cascos y micrófonos, así te permitirá escuchar y que te escuchen mejor y que no se oigan sonidos inoportunos. Comprueba antes del día de la entrevista que te funcionan correctamente y que las funcionalidades del Skype o Hangout, por ejemplo en el caso de usar alguno de ellos, respecto al audio están correctas.


5. Procura que el fondo que tienes detrás sea adecuado: En este tipo de entrevista el interlocutor ve nuestra cara, hombros y también el fondo que tenemos detrás. Ten cuidado con los elementos que tienes en la pared de atrás o alrededor como por ejemplo carteles con mensajes radicales, banderas o pósters, puesto que es fácil que provoque al entrevistador prejuicios. Por otro lado, asegúrate que el lugar donde estás es luminoso y está ordenado.

6. Si utilizas el móvil localiza un buen plano: Hay candidatos que optan por realizar la entrevista a través del teléfono móvil. Si es tu caso evita tenerlo en la mano y moverlo mucho; es mejor que lo coloques en un lugar fijo. Por otro lado, ponlo de tal manera que se te vea de forma frontal.


7. Cuida tu imagen: Gánate una buena impresión con aspectos como por ejemplo un buen peinado, camisa, americana, maquillaje y/o afeitado. Aunque la entrevista sea de forma online y estemos y nos sintamos como en casa, no nos olvidemos de que estamos optando a un puesto de trabajo y estamos en una situación puramente profesional.