martes, 12 de enero de 2016

Cómo conocer tu objetivo profesional (II)

Hola amig@s,

En el post anterior os hablé sobre los tres primeros pasos que hay que tener presente a la hora de definir vuestro objetivo profesional y tal y cómo os prometí en este post os proporciono las pautas finales para que os podáis poner manos a la obra e iniciar la búsqueda de un nuevo proyecto.

4. Comienza a escribir las diferentes profesiones que podrías ejercer: Si has llegado a este punto seguramente tengas una ligera idea de qué tipo de profesiones te podrían gustar y podrían encajar contigo.

Haz una lista de puestos de trabajo considerando los siguientes puntos:
  • Puestos en los que tienes experiencia: Posiciones que has desempeñado.
  • Afines a los que tienes experiencia: Puestos de trabajo que se parecen o tienen una cierta relación con lo que has hecho.
  • Que conoces: Aquellas posiciones que no has desempeñado pero las conoces de primera mano por alguna persona de tu entorno y por tu perfil las podrías ejercer.
  • Que te motivan: Puestos que te gustaría desempeñar.
Pensemos en una chica llamada Ana que su experiencia laboral han sido 5 años como dependienta. Su ejercicio podría ser el siguiente:


El mismo ejercicio se podría aplicar paralelamente en lugar de considerando los puestos de trabajo, los sectores de la empresa.

5. Somete a un análisis todo lo que has escrito hasta ahora: De todas las posiciones que has redactado será necesario que analices para cada una de ellas los conocimientos técnicos que dispones, la experiencia que tienes en ello, cómo encaja tu personalidad para ese puesto, cuánto te motiva y el grado de oferta que hay en el mercado respecto a cada trabajo. Para ello te recomiendo que elabores una tabla y asignes para cada elemento una puntuación del 1 al 10.

Una vez realizado, verás de una forma bastante clara hacia dónde podrías dirigir tu búsqueda. A continuación, de aquellas profesiones que has decidido que vas a orientar tu búsqueda será necesario que realices un DAFO.

El DAFO es una herramienta muy potente en la que se plasma en 4 cuadrantes las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. En el siguiente artículo publicado en Infoempleo podréis ver claramente y ejemplificado en qué consiste: http://bit.ly/1OGqPp5

Para saber qué requisitos exige el mercado para una posición puedes consultar portales de empleo y buscar ofertas del perfil o hablar con una persona que conozcas que se dedica a ello.


Gracias a este análisis descubrirás los aspectos que te favorecerán la búsqueda pero también tus carencias. Por ejemplo, si quieres optar a una posición de recepcionista es posible que depende del tipo de empresa o sector al que te quieras dirigir necesitarás saber idiomas.

6. Empieza a elaborar tus primeros currículums y cartas de presentación: Por cada trabajo que te plantees tendrás que elaborar un currículum y una carta de presentación diferente. Siguiendo con el ejemplo, si Ana concluye que orientará su búsqueda hacia posiciones de recepcionista y comercial, en el primer caso será importante que destaque sus conocimientos ofimáticos, idiomas o aptitudes, por ejemplo. Por contra, en el segundo caso, será bueno destacar qué logros ha conseguido de ventas.

Ahora que ya lo tienes todo, ¡a por ello!

0 comentarios :

Publicar un comentario