martes, 21 de julio de 2015

Carta a un entrevistador

Querido entrevistador:

Esta tarde nos vamos a conocer en persona. ¡Llevo una semana pensando en esta entrevista! Pues son varios los años los que he dedicado a estudiar y formarme en lo que realmente amo, tantos los currículums que he enviado, tantas las ofertas a las que me he apuntado, ¡que por fin! ha llegado el momento y la oportunidad que esperaba de demostrar lo que valgo.

He elegido exhaustivamente la ropa que me pondré, ¡incluso me he comprado una camisa nueva! He escrito lo que te diré y repasado varias veces, ¡no quiero que los nervios me traicionen!, he buscado cuál es la mejor manera para llegar a vuestras oficinas, supervisado el currículum que te entregaré, vigilando que no contenga faltas de ortografía e incluso he practicado con mi pareja, amigos y delante de un espejo cómo defenderé algunas preguntas que creo que me harás.

Espero que cuando llegue me esperes con una sonrisa y comprendas mis nervios, ¡hace tanto tiempo que no me enfrento a una entrevista!

Deseo que tengamos buen feeling y que esta tarde sea el inicio de una "bonita relación laboral".


Esta carta es la realidad de las personas que están en búsqueda activa. La realidad que durante cerca de tres años he vivido trabajando codo con codo con personas que ansiaban encontrar una nueva oportunidad laboral acompañándoles en su proceso de transición profesional. Experiencia que me ha sido de gran utilidad para comprender las expectativas que se tienen ante una entrevista, las inquietudes e inseguridades que uno puede tener.

Cuando trabajamos en selección de personal, nunca olvidemos que lo que para nosotros es hacer una entrevista más, la otra persona puede ver en nuestra cita su gran oportunidad y esperarla con ilusión y gran motivación. Que hacer una entrevista detrás de otra no nos lleve a perder la sensibilidad con las personas. Tenemos un trabajo bello, en el que tenemos la suerte de conocer a múltiples y válidos profesionales, ofrecerles oportunidades y el principio de una nueva etapa laboral.

Para ofrecer una buena imagen al entrevistado os recomiendo visitar mi post: Cómo causar una buena impresión al candidato.

¡Empaticemos con el candidato!

2 comentarios :

  1. Se agradece que te pongas en el punto de vista del candidato. A veces los entrevistadores no tienen ninguna sensibilidad con quien entrevistan y le hacen sentir que casi es un favor que los hayan llamado. En otras incluso parece que el entrevistador estuviera diciendo en su interior "...¿y quien te crees que vienes a postular a esta empresa...?"
    Estoy en búsqueda activa, y si bien muchos se muestran con empatía, los hay de aquellos que te dejan un amargo sabor...
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Miguel Ángel,
    Muchas gracias por tu opinión. Yo en mi búsqueda activa también me he encontrado con entrevistadores un poco desagradables y la verdad es que te vas con mal sabor de boca.
    Te deseo mucha fuerza en tu proceso de búsqueda.
    Un abrazo,
    Laura

    ResponderEliminar