viernes, 19 de junio de 2015

Becari@, su integración en la empresa

Muchas de nosotros hemos dado nuestros primeros pasos empezando como aquel estudiante a punto de finalizar la carrera que empieza sus primeras prácticas.

¡Qué etapa más bonita! Pues llega el momento en que todo lo que has aprendido en los libros, en las clases, de tus profesores, de los trabajos que has hecho lo puedes empezar a poner en práctica.

No obstante, como ya comenté en mi post Becari@, su rol en la empresa, a veces no todo es tan emocionante como parece, y es que algunas compañías encuentran en la persona de prácticas el candidato idóneo para asignarle tareas repetitivas, rutinarias, que poco le aportan o la persona adecuada para cubrir un puesto.

Por ello en mi post de hoy os proporciono 5 consejos que sería conveniente tenerlos en cuenta a la hora de incorporar a un becario.

1. Conocer sus inquietudes: ¿Por qué decidiste estudiar Marketing?, ¿qué es lo que más te gusta de tu carrera?, ¿qué asignaturas te gustan más?, ¿cuáles te gustan menos?, cuando finalices los estudios ¿hacia dónde te gustaría dirigirte?, ¿qué te gustaría aprender con nosotros?, ¿qué es lo que más te llama la atención de nuestra empresa?

Estas son algunas cuestiones que deberíamos de conocer antes de incorporar a un estudiante en nuestra empresa. 

El éxito radica en que en su periodo de prácticas tanto la empresa como el estudiante ganen

2. Diseñar un plan de formación: Si las inquietudes, conocimientos y personalidad del estudiante encajan con lo que buscamos y a la empresa le resulta un valor añadido entonces ha llegado el momento de diseñarle un plan de formación en el que incluiremos todas aquellas funciones que podrá desempeñar, los conocimientos que adquirirá, qué se espera de él o ella y un planning de lo que será su aprendizaje.


3. Asignarle un tutor: Aquella persona que en su día a día será su referente, que se preocupe de que se está cumpliendo su plan de formación, que esté cerca del estudiante para corroborar que su proceso de adaptación y de aprendizaje avanza satisfactoriamente, en definitiva asignarle su guía.

4. Reunirse con él periódicamente: Sería fantástico reunirse con el alumno con el fin de analizar su evolución, ver si se están cumpliendo sus expectativas, redefinir su plan, conversar acerca de su proceso de integración en la compañía ya sea a nivel cultural y con sus compañeros de trabajo.

5. Preocuparse por dar feedback a su escuela: Su centro no nos tiene que estar persiguiendo para saber cómo está siendo la experiencia del estudiante en nuestra empresa. En este punto es importante interactuar con su tutor de escuela, intercambiar información y explicarle cómo está avanzando el alumno.

0 comentarios :

Publicar un comentario