jueves, 10 de julio de 2014

Empatía: sentir cómo se siente el otro

“Saber ponerse en el lugar del otro y entender cómo se puede sentir”. En pocas palabras esto es empatía. Un elemento clave de la inteligencia emocional y una habilidad dentro de la comunicación interpersonal que garantiza relaciones exitosas.

Como profesionales de recursos humanos es fundamental tener esta competencia desarrollada. Es la base para entender a los demás, comprender sus sentimientos y responder en consonancia.

La empatía es saber mirar el mundo “desde los zapatos” que lleva la persona que tenemos delante. Comprender porque ante una determinada situación su conducta y sus pensamientos son de tal manera y transmitirlo.


¿Os ha pasado que habéis explicado un problema a alguien y os ha contestado frases como “no te preocupes”, “todo saldrá bien” o “no llores”? Esa persona lo habrá dicho con toda su buena intención pero la realidad es que no nos ha ayudado mucho. No hemos sentido esa comprensión que tanto necesitábamos.

Respuestas como “no te entiendo”, “no sé por qué te has puesto así” o “no es para tanto” demuestran una falta de empatía que generará que el otro se sienta frustrado e impotente.

Un sujeto carente de este rasgo es visto como torpe socialmente, frío y distante. Un individuo empático es sensible, sabe hacer una escucha activa y lee la comunicación no verbal del otro llegando incluso a adelantarse. Además genera simpatía y cercanía en los demás.

La empatía no implica compartir la opinión del otro pero sí entenderla

Cuando queremos transmitir un mensaje es importante tener en cuenta quién tenemos delante, escoger las palabras que serán más adecuadas considerando cómo es él o ella, su situación actual y la forma de reaccionar que suele tener. Pues un mismo mensaje puede llegar a ser interpretado por dos personas de una forma completamente diferente.

La empatía es fundamental para ser hábiles socialmente, para aquellas organizaciones donde el trabajo en equipo es la esencia y para profesionales que tienen un empleo que requiere el contacto con los demás o que su posición implica supervisar a otros.

“No se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”
Antoine de Saint Exupery (El Principito)

0 comentarios :

Publicar un comentario