miércoles, 8 de enero de 2014

Cómo crear tu marca personal

Introduce tu nombre y apellidos en un buscador y observa qué dice internet sobre ti. ¿Ya? el rastro que dejas en la red provoca una imagen y una percepción de ti que tanto te puede ayudar como perjudicar, ya sea si estás buscando trabajo, tratas con clientes o trabajas de cara al público.

La marca personal es la huella que dejas. Las fotografías, los comentarios, los grupos a los que te unes, la forma de expresarte… todo, genera una impresión en los demás.


En un entorno en el que cada día cobra más importancia las tecnologías e internet, es imprescindible que cuides la información que proporcionas.

Actualmente muchas personas están presentes en al menos una red social, utilizan los medios 2.0 para buscar empleo, inversores, clientes e incluso los más afortunados, han encontrado trabajo a través de la gestión de las redes.

Imagina que estas dos fotografías fueran extraídas del Facebook de dos candidatos que están aspirando a un puesto de trabajo. ¿Qué características les asociarías? Seguramente al chico de la derecha le asignarías características más positivas que a la chica de la izquierda.


Una fotografía o comentario desfavorable puede provocar que te descarten, por ejemplo, de un proceso de selección.

Pero, ¿cómo puedes crear tu marca personal?

¡Defínete!: Para empezar es importante que hagas un ejercicio de autoanálisis. ¿Qué quieres hacer?, ¿cuáles son tus fortalezas?, ¿cuáles son tus debilidades? y ¿qué has conseguido?

Es la parte más compleja del proceso, pues no cada día te preguntas quién eres, cómo eres y a dónde te diriges. Por ello, es recomendable que te apoyes en las personas que te conocen bien personalmente o profesionalmente. La opinión que tienen los demás sobre ti te puede ayudar.

Pregúntate, ¿para qué quieres crear tu marca personal?, ¿cuál es tu meta? y ¿qué quieres lograr? Define tu objetivo.

Este ejercicio tendrá éxito si consigues saber qué aportas tú que no aportan los demás, es decir tu elemento diferenciador.

La clave está en diferenciarse


¡Selecciona!: Elige el público al que te quieres dirigir y piensa cómo lo vas a hacer. Hoy en día disponemos de un exceso de canales que nos permite difundir información y trabajos nuestros como por ejemplo LinkedIn, Twitter, Facebook, Blogger, etc.

No tienes por qué estar presente en todos los medios. Escoge aquellos que te serán más útiles teniendo en cuenta quiénes son tus destinatarios. Por ejemplo un profesional de RRHH sería imprescindible que estuviera en LinkedIn, un profesional de Social Media en Twitter, un artista podría exponer sus trabajos en Pinterest y un periodista estaría bien que tuviera un blog.

¿Conoces estos canales?

¿Cuáles son los más idóneos para crear tu marca personal?


¡Promociónate!: Créate un perfil que capte la atención de los demás (¡incluso podrías tener tu propio eslogan o una imagen que te identifique!), publica contenido relacionado con tu ámbito (¡genial si es contenido propio!), participa en debates o grupos y amplia tu red.

Considera cómo es cada canal, por ejemplo la forma de expresarse en Twitter es más informal que LinkedIn. La información que facilitas en los diferentes medios tiene que ser coherente.

¡Sé activo!: Mantente constante en tu actividad. Una persona con un perfil desactualizado o que deja de publicar proyecta una imagen desfavorable.


¡Conviértete en el referente para los demás!

0 comentarios :

Publicar un comentario