martes, 17 de diciembre de 2013

¿Qué es la RSC?

Hola amig@s,

En mi post de hoy voy a hablar de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), también denominada Responsabilidad Social Empresarial (RSE), pues algunos de los que sois ajenos al ámbito de RRHH es posible que no conozcáis esta área que, bajo mi punto de vista, tiene un gran valor.

La RSC es la responsabilidad ética de una empresa que se demuestra a través de las buenas prácticas que realiza. El objetivo es transmitir a los stakeholders (accionistas, inversores, empleados, consumidores, etc.) la ética corporativa organizacional.

Los ámbitos de actuación son:

Laboral: Dirigida a los trabajadores de la empresa, hace referencia al cumplimiento de las normas de trabajo.

Incluye aspectos como la flexibilidad horaria, igualdad de oportunidades, integración de colectivos en riesgo de exclusión y comunicación.

Un gran ejemplo es La Fageda, una cooperativa que nació de un grupo de profesionales de la psiquiatría con el objetivo de ofrecer una oportunidad a personas con discapacidad. En su equipo, incluso cuentan con psicólogos, trabajadores sociales y educadores que ofrecen asistencia.

Económico: Es la elaboración de cuentas transparentes y públicas, e inversiones socialmente responsables.

Ambiental: Es la realización de acciones que respetan el medio ambiente como por ejemplo ejercicios de sensibilización, reducción de consumos y residuos o el uso de tecnologías respetuosas con el entorno.

Social: Corresponde a la contribución en proyectos de carácter solidario con el objetivo de mejorar las condiciones de personas sin recursos.

La organización sin ánimo de lucro, Payasos sin Fronteras, proporciona apoyo emocional a niños desfavorecidos tanto en España como a nivel internacional. Henkel y Montana Colors son algunas de las empresas que han colaborado con ellos.

Gracias a estas prácticas de RSC y sobre todo a las que conciernen al ámbito laboral, a nivel interno los trabajadores se sienten más satisfechos y adquieren mayor implicación con la organización, lo cual favorece la retención del talento. Otros beneficios organizacionales que se obtienen son la mejora del desempeño financiero y reducción de costes.

Además, estas políticas pueden ser un componente diferenciador respecto a los competidores, ofrecen una mayor valoración de la imagen y de la marca, credibilidad y una buena reputación.  

Pero, ¿la RSC es solo cuestión de grandes empresas? No. Aunque las iniciativas que veamos en prensa correspondan más a organizaciones multinacionales, las PYMES también pueden aportar su granito de arena.

Un ejemplo accesible para nosotros es el ideado por Jil Van Eyle, creador del Teaming (https://www.teaming.net/), que consiste en ayudar a los demás a través de microdonaciones de 1€ al mes.

¿Quieres saber cómo surgió esta idea? Él te lo explica:


¡Quizás nosotros solos no podemos hacer mucho, pero si nos unimos con nuestro equipo sí!

0 comentarios :

Publicar un comentario